Locales

Iniciará reconstrucción de Oceanografía

Oceanografía SA (OSA) entrará en un proceso de reconstrucción a partir de noviembre, cuando se concreten los acuerdos del concurso mercantil al que fue sometida la empresa en abril pasado, y podría operar otra vez en el 2015, luego de haber sido inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública, en febrero pasado.

De acuerdo con los procesos que se están llevando a cabo en el Juzgado Tercero de Distrito en materia civil en el Distrito Federal, a finales de este mes se podrían estar llevando a cabo las primeras firmas de acuerdos de pago con los acreedores, lo que permitirá la recuperación de la compañía naviera y de servicios petroleros.

El pronóstico que se tiene es que, tras la reestructura, OSA tendrá un tamaño mucho menor frente al que llegó a tener a finales del 2013, con casi 70 barcos, y además hay un proceso pendiente por el caso del OSA Goliath, que el fondo noruego Norsk Tillitsman se llevó a la costa de Aruba, salió de México el 4 de marzo y llegó a su destino el 13 del mismo mes.

La velocidad con la que se espera alcanzar el acuerdo obedece a dos razones: que la nueva legislación sobre concursos mercantiles impide que este proceso dure más de 12 meses, por lo que ambas partes deben llegar a un acuerdo antes de cumplir seis meses.

La segunda razón es que las investigaciones en la Procuraduría General de la República no están arrojando los resultados esperados originalmente, hasta ahora Banamex no ha podido documentar los adeudos de la empresa naviera por casi 585 millones de dólares y todo indica que se habría dado un fraude interno derivado de la ausencia de controles o fallas en los mecanismos de prevención.

Además, el banco no pudo aportar pruebas penales en contra del director general y presidente de Oceanografia, Amado Yáñez, de ahí que se pueda avanzar de una manera rápida en los acuerdos con los acreedores.

Definiciones fiscales pendientes

Uno de los temas pendientes y en proceso de revisión son los relacionados con el pago del IVA generado por el negocio que se hacía entre OSA y Banamex y que le correspondía al banco pagar y no se tienen o no se han entregado los registros de estos pagos.

La meta que se tiene entre la empresa y sus acreedores ha cambiado y pasó de un proceso de venta a una reconstrucción de la misma, si la totalidad de los acuerdos se tienen firmados antes de que termine noviembre, a más tardar en algún momento del primer trimestre del año entrante estaría reiniciando operaciones la empresa.

El tamaño de la nueva Oceanografía podría ser, en el mejor de los casos, de 50% de los barcos que eran de su propiedad -que son cerca de 35 naves- y que no estaban en arrendamiento.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

The Latest

To Top