Campeche

la comunidad juega un papel crucial en la prevención del suicidio.

Al presentar al Consejo Estatal de Salud Mental un resumen ejecutivo del Informe Global sobre el Suicidio 2014 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el secretario de Salud de Campeche, Alfonso Cobos Toledo, afirmó que la familia, los círculos sociales y la comunidad en general juegan un papel en la prevención de los suicidios.

Al mismo tiempo, el funcionario dijo que los Servicios de Salud de Campeche han detectado y tienen bajo atención a 140 casos de personas con ideación suicida o que han atentado contra su vida.

Ante la presencia de la Presidenta del Patronato del Sistema DIF Estatal, Adriana Hernández de Ortega, y de representantes de instituciones de los tres niveles de gobierno, de organizaciones civiles, asociaciones religiosas, cámaras empresariales y diversas personalidades, Cobos Toledo dijo que de acuerdo con la OMS, el mundo registró 804 mil muertes por suicidio en el 2012, y ésta fue la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años de edad.

Con base en el Informe Global que recientemente presentó la OMS en la capital del país, el secretario de Salud de Campeche dijo que los principales factores de riesgo para el suicidio son dificultades de acceso a la atención en salud y asistencia sanitaria; fácil disponibilidad de los medios utilizables para suicidarse; sensacionalismo de los medios de difusión y estigmatización de quien busca ayuda para problemas de salud mental.

Entre los riesgos vinculados a la comunidad y las relaciones se mencionan las guerras, la violencia, el abuso, los desastres, las relaciones conflictivas y la discriminación, mientras a nivel individual los principales factores de riesgo son intentos de suicidio previos, consumo nocivo de alcohol, trastornos personales, pérdidas financieras, dolores crónicos, antecedentes familiares de suicidio y genéticos.

Por lo anterior, agregó Cobos Toledo, se ha diseñado un plan estratégico de prevención universal, que consiste en aumentar el acceso a la atención a la salud, promover la salud mental, reducir el consumo de alcohol, limitar el acceso a los medios utilizables para suicidarse y promover una utilización responsable de los medios de comunicación.

Estas estrategias deben enfocarse, de forma prioritaria, a los grupos de mayor riesgo, como son los que han sufrido trauma o abuso, los que estén afectados por conflictos o desastres, refugiados y migrantes, y familiares de suicidas.

La estrategia se sustenta en el apoyo de la comunidad, el seguimiento a quienes salen de los establecimientos de salud, la capacitación del personal de salud, así como la identificación y manejo de trastornos mentales, y por uso de sustancias.

Ante este panorama, el secretario de Salud de Campeche dijo que la familia y los círculos sociales ayudan a mejorar la capacidad de recuperación e intervienen eficazmente en la prevención del suicidio; además que es indispensable crear un clima social donde la búsqueda de ayuda ya no sea tabú y se promueva el diálogo público.

“La comunidad tiene una función crucial en la prevención del suicidio”, puntualizó.

Durante la Sesión Extraordinaria del Consejo Estatal de Salud Mental, la Presidenta del Patronato del DIF Estatal tomó la protesta de rigor a nuevos integrantes de este organismo, que ahora cuenta con la participación activa de 55 organizaciones e instituciones pública, privadas, defensoras de los derechos civiles, religiosas y de asistencia social.

Finalmente, se presentó el libro “Memorias del Encuentro Regional sobre Violencia y Suicidio en el Sureste de México, a cargo de Gaspar Baquedano.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

To Top