“El jueves por la noche, estaba sentado en mi garaje fumando un cigarrillo. Horrible hábito, lo sé.

Cuando 4 jóvenes se acercaron y decidieron que querían mi coche, me golpearon, y querían las llaves. Les dije que las llaves estaban en la casa. Ellos decidieron entrar. Lo que no esperaban eran a mis 2 Pit Bulls. Son una bonita pareja de perros muy amables, pero protegen a su hogar y a su familia.

Mis hermosos bebés sacaron a estos idiotas y se pararon a un lado de mí mientras me acostaba en el suelo de mi garaje, protegiéndome para siempre.

Ellos son rescatados. Unos perros que nadie quería. Hoy Me salvaron la vida.

Por favor considere adoptar un perro. Ellos también podrían salvarte la vida.”