Phalaenopsis es un género de las comúnmente llamadas orquídea alevilla, orquídea mariposa y también orquídeas boca de aproximadamente 60 especies de orquídeas de la familia Orchidaceae. Son nativas de todo el sureste asiático.

La orquídea es una planta que gracias a la complejidad y singular belleza de sus flores puede transformar los espacios del hogar al añadir un toque de color y elegancia natural.

Y si bien cada especie tiene propiedades y características particulares, hay algo que tienen en común todas las orquídeas: su alta capacidad de adaptación y larga vida. Se dice que pueden llegar a durar hasta 100 años. Por ello resultan un regalo ideal en cualquier fecha del año. Por ejemplo, en Navidad o Año Nuevo, festividades próximas a celebrarse.

¿Cuál es el lugar ideal para colocar una orquídea en el hogar?

Cualquier espacio interior de casa es ideal. Como todas las plantas, la luz es un factor vital para su buen desarrollo. Sólo hay que evitar que le dé el sol directo ya que eso daña las hojas.

¿Qué tipo de maceta es la más conveniente para este tipo de planta ?

Existe el uso generalizado de macetas transparentes que permiten observar las raíces y constatar que estén hidratadas. Sin embargo, también pueden usarse macetas obscuras siempre y cuando ambas tengan orificios en el fondo para drenar los excesos de humedad.

¿Cada cuánto es recomendable ponerle agua y cómo?

Cada 8-10 días dependiendo del calor en el ambiente. Es conveniente colocar la maceta sobre un recipiente lleno de agua y dejarla por unos minutos para que las raíces absorban el líquido.

¿Cuál es la temperatura ideal para preservar una orquídea?

Debido a la gran variedad de especies, los climas de adaptación son diversos. No obstante, la mayoría son originarias de las zonas tropicales, de ahí que necesitan temperaturas cálidas o templadas. Difícilmente, estas pueden soportar temperaturas por debajo de 4 o 5ºC.

¿Cada cuándo florece y qué se debe hacer para estimular el crecimiento de sus flores?

Pueden florecer cada 6 meses si tiene los cuidados óptimos. Es importante cortar la vara floral a ras de la última hoja y fertilizar para promover el crecimiento de la flor.