Una mujer, la tercera en la historia, se habría curado de VIH gracias a un trasplante que involucra sangre del cordón umbilical, de acuerdo con científicos de Estados Unidos.

Tal como lo señala un artículo publicado en The New York Times, científicos utilizaron un método de trasplante de células madre que esperan que amplíe el grupo de personas que podrían recibir un tratamiento similar.

La “paciente de Nueva York”, como se le llama a la mujer, porque recibió su tratamiento en el New York-Presbyterian Weill Cornell Medical Center fue diagnosticada con VIH en 2013 y leucemia en 2017.

La paciente recibió sangre del cordón umbilical para tratar su cáncer, que provenía de un donante parcialmente compatible. Además, recibió sangre de un pariente cercano para darle a su cuerpo defensas inmunológicas temporales mientras duraba el trasplante.

The New York Times dice que la sangre del cordón umbilical está más disponible que las células madre adultas que normalmente se usan en los trasplantes de médula ósea y no es necesario que coincidan tan estrechamente con el receptor.

“La mayoría de los donantes en los registros son de origen caucásico, por lo que permite sólo una compatibilidad parcial tiene el potencial de curar a docenas de estadounidenses que tienen tanto el VIH como el VIH más cáncer”.

La paciente no ha mostrado signos de infección por el VIH desde que interrumpió el tratamiento del virus en octubre de 2020, tras un trasplante de células madre del cordón umbilical que contenía una mutación que bloquea el VIH, así como un trasplante de células madre de un pariente adulto.

“El hecho de que sea mestiza y que sea mujer es muy importante desde el punto de vista científico. Los investigadores presentaron algunos de los detalles del nuevo caso este martes en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas en Denver, Colorado. “El sexo y los antecedentes raciales del nuevo caso marcan un importante paso adelante en el desarrollo de una cura para el VIH”, dijeron los investigadores citados por el Times.

Otros pacientes curados del VIH
Solo otras dos personas con VIH han sido curados con éxito, y ha habido muchos otros intentos fallidos. Timothy Ray Brown, el llamado “paciente de Berlín”, se mantuvo libre de virus durante 12 años, hasta que murió en 2020 de cáncer. En 2019, se informó que el “paciente de Londres”, más tarde identificado como Adam Castillejo, se curó del VIH.

Ambos hombres recibieron trasplantes de médula ósea de donantes que portaban una mutación que bloquea la infección por VIH. La mutación se ha identificado en solo unos 20 mil donantes, la mayoría de los cuales son descendientes del norte de Europa.

En estos casos, luego de los trasplantes ambos hombres sufrieron efectos secundarios, incluida la enfermedad de injerto contra huésped, una afección en la que las células del donante atacan el cuerpo del receptor.

Brown casi muere después de su trasplante, y el tratamiento de Castillejo fue menos intenso, pero en el año posterior a su trasplante, perdió más de 30 kilos, desarrolló pérdida auditiva y sobrevivió a múltiples infecciones.

En cambio, la mujer en el último caso abandonó el hospital el día 17 después de su trasplante y no desarrolló la enfermedad de injerto contra huésped, según el doctor JingMei Hsu, médico de la paciente en Weill Cornell Medicine.