Unacar

Rector de la UNACAR es reconocido por el CENEVAL.

Rector de la UNACAR es reconocido por el CENEVAL.

Reconoce CENEVAL trayectoria del Rector José Antonio Ruz Hernández como consejero técnico del EGEL-IELECTRO

El Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (CENEVAL) reconoció la trayectoria del Rector de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR) Dr. José Antonio Ruz Hernández, como consejero técnico del Examen General para el Egreso de la Licenciatura en Ingeniería Electrónica (EGEL-IELECTRO) durante el periodo 2011-2015.

La entrega del reconocimiento y la medalla “Tlamatini” estuvo a cargo de la M.C. Luz María Solís Segura de la Dirección de Diseño, Ingenierías y Arquitectura de CENEVAL así como por parte del Ing. Eloín Alarcón Maldonado, coordinador del EGEL-IELECTRO.

La ceremonia fue en el marco de la quincuagésima cuarta sesión ordinaria del Consejo Técnico del EGEL-IELECTRO celebrado este lunes 12 de octubre en el Edificio Académico del CENEVAL en la Ciudad de México.

Durante el evento se reconoció el compromiso de los miembros de cada uno de los Consejos Técnicos del CENEVAL, que trabajan en el fortalecimiento de la calidad académica como pertinencia en las instituciones a través de identificar lo fundamental del ejercicio de una profesión y reunirlo en una evaluación para los egresados de licenciatura del país.

Cabe señalar que los Exámenes Generales para el Egreso de la Licenciatura (EGEL), como señalan los documentos técnicos de cada examen, son diseñados para identificar si los egresados de una licenciatura cuentan con los conocimientos y habilidades necesarios para iniciarse eficazmente en el ejercicio profesional.

La simbólica medalla CENEVAL otorgada al rector de la UNACAR posee la imagen del Tlamatini, con la siguiente leyenda: Vocablo náhuatl, significa “el que sabe algo” o “el que sabe cosas” y fue Fray Bernardino de Sahagún quien tradujo el término como sabio o filósofo.

Los tlamatini contribuían al desarrollo de aspectos filosóficos ligados a la religión y eran maestros en el Calmécac, escuelas de los sacerdotes y nobles.

En náhuatl, el tlamatini se describe metafóricamente: El sabio: una luz… una gruesa tea que no ahúma. Un espejo agujerado por ambos lados. Suya es la tinta negra y roja, de él son los códices. Él mismo es escritura y sabiduría. Es camino, guía veraz para los otros.

20 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...