Espectaculos

Leyenda Urbana real: El hombre que nunca existió.

Verano de 1954, como cualquier día de trabajo en el aeropuerto de Tokio, los pasajeros que acababan de llegar de un vuelo caminaban rumbo a las aduanas, donde los esperaban los agentes para revisar sus pasaportes y que todo estuviera correctamente.
¿Pero que hacer cuando un visitante viene de un lugar que no está en el mapa?
A medida que avanzaba la cola de pasajeros le llego el turno a un pasajero, un misterioso hombre alto que sobresalía de todos los demás. El hombre presento al agente de aduana un auténtico pasaporte europeo donde el provenía de un país llamado Taured. Además el llevaba monedas europeas de diferentes países… el hombre se comportaba de una manera profesional. Lo que en realidad alertó a las autoridades fue que no podían encontrar por ningun lado del mapa al país llamado Taured.

Cuando le preguntaron al misterioso hombre que señalará con la punta de su dedo en el mapa el lugar donde se encontraba su país, Él les respondió con un fluido japonés que se trataba de un pequeño país de Europa, situado entre Francia y España. Señalo lo que es el Principado de Andorra.

El misterioso hombre dio un paso atrás cuando se dio cuenta de que su país no existía en ninguno de los mapas . Afirmó que el país de Taured ha estado allí desde hace casi 1.000 años y que nunca ha oído hablar de Andorra. El presentó una licencia de conducir emitida por el gobierno de Taured y documentos de acompañamiento tales como estados de cuenta bancarios y documentos de negocios, estos últimos resultaron no ser válidos, junto a su cuenta bancaria. Hubo un extraño silencio en la sala de interrogatorios. El misterioso hombre proveniente de Taured parecía tan confundido como ellos.

El hombre paso largas horas de interrogatorio después del aterrizaje, el misterioso hombre de Taured estaba cansado y frustrado. Él insistía en que él era de la región de Taured y estaba en Japón en un viaje de negocios. El hombre le dijo a los oficiales que él había viajado a Japón desde Taured durante los últimos cinco años sin problemas. Se refirió a los últimos sellos emitidos en su pasaporte para demostrar que él había estado viajando de ida y vuelta sin ningún tipo de problemas.

Las autoridades del aeropuerto hicieron una llamada telefónica a la compañía donde supuestamente trabajaba, la compañía afirmó que no existía dicho hombre.

Cansado y sin llegar a ninguna parte, decidieron enviar al hombre a una habitación de hotel vigilado para que pudiera descansar mientras se estableció contacto con las autoridades pertinentes y se planificó una investigación de seguimiento.

El hombre misterioso salió del aeropuerto de Tokio escoltado por la policía y los funcionarios de aduanas.

Fue colocado en el interior de una habitación en los suburbios de las calles de la ciudad, la habitación contaba sólo con una pequeña ventana sin borde, y estaba situada en un lugar muy alto. Después de una cena ligera en la cocina del hotel, el hombre fue escoltado de vuelta a su habitación, donde permaneció toda la noche escoltado.

Los guardias informaron no haber escuchado nada extraño después de que el hombre cerró la puerta. Cuando se acercaron en la mañana, tocaron y no recibieron ninguna respuesta, al entrar a la habitación los guardias se sorprendieron al no ver nada, el hombre ya no se encontraba. Una extensa búsqueda fue posteriormente puesta en marcha por el departamento de policía de Tokio, pero todo fue en vano, no había ningún rastro de aquel hombre misterioso proveniente del país Taured.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

To Top