Novedades

Termina Bañado En Sangre

Durante una discusión entre un chofer de combi y un vigilante de un predio donde se guardan los vehículos del transporte público, las cosas se salieron de control provocando que el operador de la combi terminara bañado en sangre.

Pedro Canché, de 44 años de edad, quien dijo ser chofer de una combi del servicio público, terminó con la nariz fracturada y bañado en sangre, después que fuera golpeado con un tubo en la cara cuando sostenía una discusión con el vigilante de un terreno particular habilitado como resguardo de unidades colectivas en la calle 55 por 84 de la colonia Obrera, el agredido fue auxiliado por elementos de la Cruz Roja.

La discusión se suscitó a las 21:30 horas del pasado domingo, cuando Pedro Canché se acercó a dicho terreno a resguardar su combi del servicio público después de su jornada laboral, a la llegada vio el portón cerrado y al accionar su claxon por varios minutos, enojó al vigilante y empezaron a discutir y luego se liaron a golpes, pero el vigilante agarró un tubo y le dio certero golpe en la cara, provocándole fracturara en la nariz.

To Top