ynu

Por privación ilegal de la libertad, tortura y atentado contra la libertad de expresión, el gobierno del Estado de Yucatán, sus corporaciones policiacas y a quienes resulte responsables fueron denunciados por el director de la revista Tragedia y sus colaboradores.

La víctima mencionó que desde el mes de agosto intentó incursionar en el mercado de Yucatán por ello estuvo regalando su revista de corte policiaco en diferentes puntos de la ciudad de Mérida.
A través de la revista se daban a conocer notas que anteriormente ya habían sido publicadas por otros medios en dicha entidad.

El domingo 28 de agosto, el director de la revista llegó con tres colaboradores y un grupo de 12 repartidores entre ellos adolescentes y mujeres a la capital yucateca.

Durante el reparto de la revista, la víctima se percató que les estaban tomando fotos y al terminar optaron por regresar a Campeche.

Al transitar sobre la avenida Itzaes se percataron que eran seguidos por dos vehículos, por ello avisaron de lo que estaba sucediendo a elementos de la Policía de Yucatán quienes les dijeron que tuvieran cuidado al estar delicada la seguridad en esa ciudad.

Después de pasar el filtro de la Policía Estatal Preventiva de Yucatán sobre la carretera Campeche-Merida, se dan cuenta que eran seguido por cinco vehículos.

Al transitar entre los poblados de Maxcanú y Halachó, alrededor de las 12:00 horas, el vehículo donde venía el director de la revista y el otro donde viajaban las personas que lo acompañaron fueron detenidos.

Elementos de la Policía de Yucatán se bajaron armados y después de vendarle los ojos a los adultos, aparentemente los llevaron hacía las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública en Mérida, ahí fueron golpearon, además de torturarlos a excepción de los adolescentes.

Después de unas seis horas las 16 personas fueron liberadas y de ahí se les escoltó hasta que pasaran la caseta fitosanitaria en Halachó y continuaron su camino hacía esta ciudad.

El director de la revista fue amenazado junto con las demás persona de privarlas de su vida y a sus familias si seguían publicando notas a través de la revista.

La víctima comentó que no conforme con las amenazas de muerte para ellos y sus familias, los han estado siguiendo por vehículos con placas de Yucatán y otros estados, mismos que se paran cerca de su domicilio y su imprenta.

Tras lo ocurrido el director de la revista pidió apoyo a periodistas en la Ciudad de México quienes a través de la PGR activaron el protocolo de protección y recepcionaron la denuncia de las víctimas.

La víctima responsabiliza al Gobierno del Estado de Yucatán y sus corporaciones policiacas de lo que le suceda a él, a su familia y a sus colabores en los próximos días y tras la denuncia interpuesta ante la Procuraduría General de la República.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*