Policiacas

No respeta alto y choca

No respeta alto y choca


Una mujer lesionada y daños materiales estimados en 30 mil pesos, fue el saldo de un choque que protagonizó el conductor de una camioneta tipo Liberty en el cruce de las calles 29 por 24 de la colonia Centro, por no respetar el alto, se impacto contra un taxi, ´percance donde una persona resultó lesionada y fue trasladada al Hospital General.

Por no respetar el alto, el conductor de una camioneta se impactó contra un taxi.
Según el reporte de Seguridad Pública, los hechos ocurrieron a las 14:30 horas de ayer martes, cuando Gustavo Adolfo Cano Pinzón circulaba sobre la calle 29 a bordo de una camioneta de la marca Jeep tipo Liberty, color rojo, con placas de circulación DJA-9458 del Estado de Campeche.

Al llegar al cruce de la calle 24 de la colonia antes mencionada, ignoró el alto, lo que ocasionó que colisionara con el taxi-2668, de la marca Nissan tipo Tsuru, con placas de circulación 8610-BFB del Estado de Campeche.

Después del fuerte encontronazo, ambas unidades quedaron atravesadas obstruyendo el paso vehicular y como la pasajera de la unidad de alquiler viajaba como copiloto, resultó lesionada, personas que presenciaron los hechos de inmediato reportaron el choque a la central de 911 para que enviaran una ambulancia y una patrulla.

Minutos más tarde llegaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes se encargaron de valorar a la mujer, que se encontraba en el interior de la unidad de alquiler, la sacaron con apoyo de una tabla rígida y posteriormente la acostaron en una camilla y la trasladaron al Hospital General.

También llegó el perito en turno que se encargó de verificar el reporte y en base al reglamento de tránsito y la posición final de las unidades, explicó que el conductor de la camioneta era el responsable por no realizar su alto al llegar a la arteria con preferencia.

Los implicados en el choque firmaron el desistimiento de los daños en el lugar del accidente, luego de llegar a un arreglo para el pago de los gastos médicos de la lesionada y la reparación de los daños materiales ocasionados a la unidad afectada, y con ello evitaron que el hecho fuera turnado al Ministerio Público y que los vehículos fueran remitidos al corralón municipal.