Policiacas

Intenta terminar con su vida.

Las copas de más y sentimientos encontrados le dieron valor a A.A.M. de 48 años de edad, ingirió un litro de cloro para poder terminar con su existencia y sufrimiento en este mundo, cosa que no pudo concluir, gracias a los paramédicos de la Cruz Roja.

Ayer a las 22:00 horas, una llamada anónima dio aviso a C4, en la casa color naranja sin número de la calle Becal entre avenida Belisario con Tenabo de la colonia Belisario Domínguez, una mujer quien se encontraba alcoholizada, intentaba matarse de diferente manera, hasta ser vista como se inclinó el bote de cloro hasta terminársela.

Gracias a la rapidez que se le aviso a la Cruz Roja y a su llegada rápido al reporte, donde encontraron a la mujer tendida en el patio de su casa convulsionada y manoteando, los paramédicos y camilleros forcejearon por varios minutos.

Hasta que pudieron dominarla y amarrándola con las mismas vendas en la tabla rítmica para posterior mente subirla en la camilla y trasladarla en la ambulancia al Hospital General María Quiroga Aguilar, durante el traslado no dejaba de insultar a los paramédicos quienes les brindaban los primeros auxilios.

Al llegar al Hospital, la mujer enfurecida, fue bajada de la ambulancia y al ser ingresada y desatada de las manos y pies, como pudo salió corriendo evadiendo a los guardia de seguridad hasta que se escapó de Hospital donde no pudo ser atendidas.

Los paramédicos y médicos quienes se encontraban en el lugar aprovecharon a los medios dejando en claro que no sería su responsabilidad si a Angélica Ansia Mendoza, le ocurría algo en su trayecto de huida, ya que ellos atendieron y dieron los servicio, pero se fue por su propia voluntad.

Horas más tarde se supo que la mujer se encontraba estable de salud y descansando, para reposar el alcohol y las bebidas embriagantes que había ingerido, lo que le hizo hacer un fuerte movilización de unidades de emergencia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

To Top