La tarde del martes, el ex gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, fue ingresado al penal de Apodaca, para ser procesado por el presunto desvío de recursos públicos del gobierno del Estado, en su camino por la candidatura independiente a la Presidencia de la República, en 2018.

La Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) lo acusa de haber destinado recursos humanos y materiales cuando fungía como gobernador, para conseguir firmas como candidato independiente, a través de un caso conocido como las ‘broncofirmas’.

Sin embargo, existen otros delitos por los que ‘El Bronco’ podría ser acusado. Además del delito de peculado, del que lo acusa la FEDE, Rodríguez Calderón presuntamente es investigado por uso de recursos de procedencia ilícita durante su campaña presidencial.

De acuerdo con la nota firmada por Ángel Charles, citando “fuentes consultadas”, se han abierto otras indagatorias por los delitos de desvío de recursos, presuntamente relacionados con proveedores, así como por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero durante su gestión como gobernador entre 2015 y 2021.

En un comunicado, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales confirmó que la detención de Jaime Rodríguez Calderón fue en cumplimiento de una orden de aprehensión dictada por un Juez de Control y de Juicio Oral, del Estado de Nuevo León.

Al ser procesado dentro del penal, el político fue sometido a un examen médico y, desde su detención, se han filtrado una serie de imágenes sobre el momento en que fue fichado.

Durante su conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador deslindó al gobierno federal de la detención del ex gobernador de Nuevo León.

El mandatario consideró que “no se debe utilizar la ley para venganzas políticas, no se pueden fabricar delitos y al mismo tiempo no debe haber impunidad”; también rechazó la difusión de fotografías del ex gobernador tomadas durante su detención.