Con múltiples fracturas en el cuerpo terminaron dos motociclistas luego de impactarse a más de 80 kilómetros por hora contra un taxi que circulaba en preferencia por las calles del fraccionamiento Maderas, los responsables circulaban en presunto estado de ebriedad y con las luces apagadas.

Los hechos se registraron cerca de las 23:50 horas, cuando el conductor de un automóvil Nissan Tsuru, color rojo, con placas 24-72-BFC del estado, con número económico 26237 del Sindicato Único de Trabajadores del volante (SUTV) de la línea Radio Taxi, transitaba sobre la calle Dzalam de la demarcación antes mencionada en preferencia con dirección a la colonia Puente de la Unidad.

Al llegar a la altura de la calle Chechén, el guiador de una Motocicleta Italika, color negro con rojo, sin matrícula de circulación, cuyo Conductor presuntamente iba bajo los influjos del alcohol y con las luces completamente apagadas, omitió por completo el disco de alto con señalamientos a la vista de “Alto”.

Lo que ocasionó que se proyectara a más de 80 kilómetros por hora, contra de la parte lateral izquierda del vehículo de renta, saliendo el copiloto del caballo de acero proyectado más de 15 metros hasta caer al asfalto con fracturas en la pierna derecha de tibia y peroné, así como posibles lesiones a la altura de las costillas.

Mientras que el guiador de la motora, cayó sobre la unidad de dos ruedas sufriendo una fractura en el brazo derecho, así como lesiones en el cráneo y cervicales que requirieron de atención de Socorristas de la Cruz Roja inmediata ya que ponían en riesgo su vida.

Los paramédicos indicaron que por la gravedad de las lesiones era necesario su traslado de ambos al hospital general doctora María del Socorro Quiroga Aguilar para su atención médica, donde ingresaría a la brevedad a la sala de quirófano.

El área fue completamente acordonada por agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), mientras que elementos de la Dirección de Vialidad y Tránsito, realizaban el peritaje correspondiente ordenando el traslado del vehículo al corralón y el caso turnado ante el ministerio público para el deslinde de responsabilidades correspondientes al aver personas lesionadas.