Daños materiales superiores a los 100 mil pesos fue el saldo de una carambola que se registró sobre la avenida Isla de Tris a la altura del rastro municipal en la colonia Pedro Sáenz de Baranda.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 21:00 horas, cuando Juan Carlos Hernández Cruz circulaba en exceso de velocidad sobre la avenida Isla de Tris a bordo de un vehículo Chevrolet tipo Chevy, color plata, con placas de circulación DHE-7257 del estado de Campeche y al llegar a la altura del rastro éste se quedó dormido, lo que ocasiono que impactara su vehículo contra la parte trasera de un Ford Fiesta, color rojo, con placas de circulación DHH-2928 del estado de Campeche, conducido por Tomas López Pandero.

Del fuerte impacto el conductor del Chevy intentó darse a la fuga pero de nueva cuenta impactó su carro en esta ocasión contra la parte trasera de una camioneta Nissan tipo X-Trail, color rojo, con placas de circulación DHH-2533 del estado de Campeche, conducido por Miguel Ángel Chan Zavala, resultando lesionado su hijo de 7 años de edad.

En la fuerte carambola también resultó afectado un cuarto vehículo de la marca Volkswagen tipo Jetta, color negro con placas de circulación XHY-4662 del estado de Tamaulipas, conducido por Ángel Saúl Valdida Juárez.

Al lugar del cuádruple choque arribaron paramédicos de la Cruz Roja a bordo de la ambulancia 053, quienes se encargaron de dar atención médica al menor, el cual resultó con golpes contusos en varias partes del cuerpo, los socorristas explicaron que no era necesario trasladar al menor a un centro médico ya que las lesiones no eran de gravedad.

También arribaron elementos de Seguridad Pública y el perito en turno, quien se encargó de tomar conocimiento del choque, escucho la versión de los conductores y en base al reglamento de tránsito y la posición final de las unidades explico que el conductor del Chevy era el responsable por no guardar su distancia de seguridad.

Al no llegar a un buen arreglo para la reparación de los daños materiales ocasionados a los vehículos afectados, el técnico en hechos ordenó el traslado de las unidades al corralón municipal y el caso fue turnado al Ministerio Público para los trámites legales correspondientes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*