Golpean a un joven de 28 años aproximadamente con un objeto contundente en la cabeza lo que hizo que se desmayara, mientras que los presuntos delincuentes perpetraban el robo, pero cinco 5 horas después que el afectado logró desamarrarse solicitó ayuda de las autoridades.

Al sitio arribaron agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), quienes al validar los hechos solicitaron la inmediata presencia de una ambulancia de la Cruz Roja Mexicana para valorar la salud y los signos vitales del joven lesionado, de lo robado aún se desconocen datos o monto del botín.

Este rindió su declaración a los elementos de la Vicefiscalía General de Justicia quiénes iniciaron las averiguaciones previas, por lo tanto las lesiones que presentaba el vigilante no eran de gravedad, por lo que no ameritó su traslado un centro médico, mientras que el dueño del lugar argumentó que interpondría su formal denuncia en contra de quien resulte responsable.