La mala suerte siguió al albañil Pablo Santiago Avendaño de 45 años de edad y a un amigo, ya que  cuando caminan por la carretera de cuatro carriles rumbo a su casa fueron levantados por una patrulla.

Pablo refiere que no vio el número de la unidad policíaca que los detuvo, pero dejó  ver que es una unidad de la Policía Estatal Preventiva, (PEP).

Dijo que aparte de probar la cárcel donde pagó ochocientos pesos por su libertad el día  de ayer, su dinero que llevaba y  que ganó como albañil en una obra ya no apareció.

Según dice fueron  tres mil cien pesos que le pagaron de albañil durante una semana.

Rogó a la juez de la cárcel local, que le devolvieran su dinero pero ella dijo que no reconocía si él traía, ese dinero. Que era cuestión entre él y los policías que lo detuvieron.

De acuerdo a sus palabras, Pablo, reconoció que se había tomado cuatro cervezas con el amigo, y, que ya iba rumbo a su casa.

Y, que el policía que los detuvo, refirió que los detenía porque invadían carril de circulación al caminar y que los salvaba de ser arrollados por el tráfico  que hay en la Isla de Tris.

El albañil dijo que por tomar cuatro cervezas y, ser detenido, se quedó sin comer él, su esposa y, sus cinco hijos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*