Denuncia Ciudadana

DOBLE MORAL EN EL COLEGIO MARISTA DEL INSTITUTO DEL CARMEN

Nuevamente el Colegio Marista se encuentra en el ojo del huracán, ahora no es el derrumbe de un edificio, sino el derrumbe de sus propios principios y valores que tanto presumen, al registrarse denuncias civil y penal, por maltrato infantil en contra de una menor de edad, en donde su directora, Beatriz Domínguez Méndez, en vez de aplicar los procedimientos que establece la Secretaría de Educación Pública y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en la materia, se ha dedicado a proteger y encubrir a su maestro de danza, José Antonio Velueta Pérez, sin importarle la integridad de los niños.

No se vale que mientras los padres de familia del Colegio Marista Instituto del Carmen estén apurados trabajando para ofrecerles a sus hijos una educación de calidad, basada en supuestos principios y valores, pagando carísimas mensualidades, la directora de la escuela maneje una doble moral, en donde por un lado de manera pública de conduzca dándose golpes de pecho y por otro lado defienda como un demonio las perversidades del maestro de danza, sin importarle los protocolos y procedimientos que existen en materia de derechos humanos, como en el caso del mal trato infantil, como lo establece el Artículo V de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, donde señala que “los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes están contemplados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los tratados Internacionales y demás leyes aplicables”.

El Artículo XI de la Ley de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes del Estado de Campeche, señala que ”es obligación de toda persona

que tenga conocimiento de casos de niños, niñas y adolescentes que sufran o hayan sufrido cualquier forma de violación a sus derechos, hacerlo del conocimiento de las autoridades competentes, de manera que puedan seguirse las investigaciones correspondientes”, situación que jamás se hizo, por el contrario, se han pasado por el “Arco del Triunfo”, los protocolos en la materia de derechos humanos.

Ya es tiempo de ponerle un hasta aquí a esa doble moral que siempre han manejado las autoridades del Colegio Marista del Instituto del Carmen, más ahora con la maestra Beatriz Domínguez Méndez, quien se siente protegida por la supervisora de la Zona Escolar 039 de la Secretaría de Educación Pública de Campeche en Carmen, la maestra Candelaria Brito Kantún, en donde supuestamente nunca pasa nada.

Y eso es precisamente lo que están haciendo los padres de la menor afectada, que con valor, con entereza, con mucha dignidad pensando en muchos niños que están siendo víctimas de situaciones similares y que nadie les cree o los ayuda, están dispuestos a demostrar lo que ahí sucede, sin chismes de pasillos o un manejo irresponsable de las redes sociales, lo están haciendo con evidencias, con pruebas contundentes, claras y con resolutivos ya en sus manos por los daños ocasionados a la menor, ante la Vicefiscalía de Justicia en Carmen (Demanda Penal AC-3-2018-1704).

Tanto la directora del Instituto del Carmen, como el maestro, no podrán decir que es mentira o que son chismes, porque tanto la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Legajo No. 1411/ANA/029/2017), y la Procuraduría del Menor y la Familia del Sistema DIF (P.A.P.N./227-2017), así lo demuestran.

Resulta increíble la tibieza o menor dicho indiferencia con la que actuado la Secretaría de Educación Pública de Campeche en Carmen, quien en vez de enfrentar de inmediato el tema para salvaguardar la integridad del menor y de sus compañeros, ha dejado que el maestro siga laborando como si nada.

Señor Secretario de Educación Pública del Estado de Campeche, Ricardo Medina Farfán, hay que actuar, esto no es un juego o un capricho, es más serio de lo que parece. Que no le engañen sus funcionarios y lo envuelvan con la doble moral del Colegio Marista del Instituto del Carmen. Que no le tiemble la mano, no importa que se haya equivocado en poner a sus funcionarios ineptos, pero no se equivoque con quitarlos, sobre todo, cuando no les sirven para nada.

Hoy el Municipio de Carmen, como todo Campeche y México, quiere servidores públicos que trabajen, que cumplan, parece que a muchos no les ha quedado claro lo que ha dicho el Gobernador del Estado, Alejandro Moreno Cárdenas, desde el 15 de septiembre de 2015, el primer día de su mandato y que lo ha reiterado hasta el cansancio a casi tres años de su gobierno, “nadie por encima de la ley”. ¿Y entonces? Cómo quiere Candelaria Brito Kantún, supervisora de la Zona Escolar 039, que se lo expliquen?.

To Top