Denuncia Ciudadana

COMISARIO DE LA VILLA DE ISLA AGUADA – UN FRACASO TOTAL

Nepotismo, odio y mal trato al personal, acoso a trabajadoras, despilfarro de recursos públicos, escándalos familiares, inseguridad, falta de servicios y obras públicas, son entre otras lo que ha reflejado Juan Carlos Franco Naal , quien a menos de un año de su administración, ha demostrado a todas luces una ineptitud total al frente de la Comisaría Municipal de Isla Aguada, por lo ante la serie de irregularidades que a todas luces se observan resulta urgente la intervención de la Auditoría Superior del Estado.
Marcada inconformidad existe entre los habitantes de la comunidad de Isla Aguada, ante el desempeño nefasto del Comisario Municipal, que en vez de luchar por generar acciones que permitan mejorar la calidad de vida de los habitantes de su comunidad, se ha convertido en un verdadero despilfarrador de los pocos recursos que llega a la comunidad, en donde priva el desorden total, por lo que es de vital importancia la intervención de las autoridades para revisar la aplicación de los mismos.
Cabe recordar que en ediciones anteriores hemos señalado de manera oportuna todo lo que ahí ocurre, sin que hasta el momento autoridad alguna intervenga, en donde sus hijos y familiares directos en primer y segundo grado, están cargados a la nómina de la comisaría con nombres de personas incondicionales de confianza que le permiten disponer de los recursos como si fueran propios sin ningún control normativo.
Otro de los temas que mantiene muy molesta a la comunidad de Isla Aguada en su conjunto, es que el Comisario Municipal, Juan Carlos Franco Naal, favoreció descaradamente a sus familiares y colaboradores con el programa de pisos, cuyos nombres dados a conocer recientemente, ponen al descubierto la corrupción que ahí opera.
El acoso sexual que ha generado Juan Carlos Franco Naal, sobre algunas humildes trabajadoras de la Comisaria Municipal de Isla Aguada, que viven del producto de su trabajo honesto para el sustento de sus familias, es otro tema que merece especial atención y requiere de la intervención inmediata de las autoridades, en donde este medio cuenta con evidencias contundentes (grabaciones y mensajes de texto), sobre los señalamientos de las afectadas en donde ha hecho pretensiones indecorosas, al grado que cuando no acceden a sus más bajos instintos, pretexta cualquier cosa para castigarlas y ponerlas a realizar trabajos que no corresponden con sus nombramientos y que representan una total flagrancia a la Ley Federal del Trabajo.
Derivado de todos los señalamientos de los que ha sido objeto en sus escasos 11 meses al frente de la Comisaria Municipal de Isla Aguada, ha ordenado de manera inmediata el prohibir el uso de teléfonos celulares, en virtud de que hasta su propia gente de confianza se encuentra a disgusto con la serie de irregularidades que ahí se registran y son quienes filtran la información, como ha sido el caso de la nómina de la Comisaría y el listado de los beneficiados con el programa de pisos.
Este triste personaje que se ha mareado en tan poco tiempo con el simple cargo de Comisario, lo único bueno que ha hecho ha sido generar la unidad de los habitantes de su comunidad, pero desafortunadamente en su contra, ya que no conforme con todo el desorden que trae empezando con su relación familiar y sus deslices con gente de su oficina, con el apoyo de sus incondicionales costumbres raras, conocidos popularmente como “Yuly” y “Gina”, han generado un perfil anónimo que ha sido identificado como “Camila Barrera” que manejan estos sujetos, para atacar a todos aquellos que están inconformes con su proceder como autoridad.
Deplorable estado de las calles, oscuridad en la gran mayoría de los postes, inseguridad y robos es el común denominador que impera en el pueblo, servicios públicos prácticamente no existen, lo que ha generado un descontento generalizado entre los habitantes del lugar, que ven con mucho coraje que el Comisario y su esposa, sólo buscan cualquier pretende o actividad de otras dependencias para adjudicárselas como propias, tomarse la foto y asegurar que son acciones propias.
Por lo anterior, es necesaria la intervención de las autoridades para poner freno a este desorden, de lo contrario, en los próximos días podrán estarse generando muestras de inconformidad por los afectados y la comunidad en su conjunto, en donde incluso se ve a muy corto plazo plantones y bloqueos al Puente de la Unidad. Los denunciantes aseguran que han hecho del conocimiento a autoridades y todo sigue igual o peor, por lo que aseguran que “Tras de advertencia, no hay engaño”.

To Top