El Ayuntamiento de Carmen, viéndose imposibilitado para cumplir con el pago de la totalidad de sus trabajadores, agotando todos los elementos a su alcance, se ve en la necesidad de prescindir de los servicios de un mínimo de 350 Empleados de distintas áreas, no obstante que de acuerdo a un análisis realizado con anterioridad se estimó que deben de ser 500 los empleados que deberían dejar de laborar entre ellos, sindicalizados y personal del régimen “De Confianza”.

Con la intención de mantener las fuentes de trabajo de los empleados Sindicalizados y de Confianza del Ayuntamiento de Carmen, se buscaron las medidas y estrategia necesarias para poder mantener el mayor tiempo posible a estos trabajadores y no afectar su economía familiar, la medida de prescindir de los 350 empleados se da como última alternativa al no contar con los recursos para cumplir con su salario , por lo cual esta medida se realizara en los próximos días pues de lo contrario a fin de mes no se podrá hacer frente al pago de nómina .

Dos pesados Lastres afronta el Gobierno Municipal además de la ya de por si pesada carga laboral por el elevado número de Trabajadores Sindicalizados lo cual afecta de manera directa y considerable la nómina del ayuntamiento del Carmen.

El primer lastre con el qué tiene que lidiar el Ayuntamiento es el Pago del Impuesto sobre la Renta (ISR), que como media populista e irresponsable consintieron administraciones pasadas quienes buscando quedar bien con los trabajadores otorgaron esta anticonstitucional prestación la cual va fuera de la ley provocando que al día de hoy se tengan que tomar medidas extremas para poder salir avante y poder seguir cumpliendo.

El segundo lastre con el que tienen que cargar es el pago de las Horas extras “Cuadradas”-Muchas de ellas ficticias- , es de mencionar que el pago de estas horas empezó como medida de apoyo a los trabajadores que menos ganaban, pero hoy en día los mismos trabajadores han abusado de este beneficio ganando incluso solo de horas extras hasta el doble de su salario base, con horas que muchas de ellas no laboradas.

En el caso específico del ISR, el ayuntamiento reintegra a los trabajadores el monto de este impuesto lo cual es anticonstitucional, afectando la estabilidad económica del municipio.

Además en el Gobierno existen trabajadores con puestos “especializados” sindicalizados con salarios que incluso son superiores al de los funcionarios de primer nivel y que no realizan sus funciones por no contar con las maquinarias, o por no ser empleados que realmente necesiten estar en el ayuntamiento.

Francisco Moguel Reyes, Tesorero Municipal mencionó en un receso de una reunión a puerta cerrada del equipo económico administrativo en la que se analiza la situación, que las alternativas se han agotado, por lo cual no se podrá continuar con los servicios de 350 trabajadores.

El funcionario Municipal dijo que la medida aún no ha sido notificada oficialmente a las representaciones sindicales y se negó a ofrecer más detalles.

Moguel Reyes enfatizó que el ayuntamiento de Carmen ha buscado a lo largo de los 24 meses de administración encontrar estabilidad siendo imposible continuar con esta situación por lo cual al llegar al punto de inflexión en el que se encuentran el despido surge como única alternativa.

Fue enfático al señalar que el Ayuntamiento está abierto al diálogo y a escuchar planteamientos de los sindicatos en el entendido que debido a la situación que persiste no se puede cumplir con compromisos.

Moguel Reyes no dio detalles de los procedimientos, pero trascendió que cada dirección presentará un análisis detallado de la carga de trabajo para poder decidir qué áreas podrían desaparecer y otras asumir sus funciones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*