Noticias Policiacas

Girando y atravezado queda tsuru

Girando y atravezado queda tsuru

El conductor de un Tsuru, quedó inconsciente en un encontronazo que protagonizó en el cruce de las 44 por calle 35 de la colonia Tila, no respetó el disco de alto ocasionando el impacto de una camioneta con el costado de su unidad, la cual dio un giro y quedó atravesada a media arteria, el hombre fue valorado por paramédicos de la Cruz Roja.

Según el reporte de seguridad pública los hechos se registraron cuando circulaba a velocidad inmoderada sobre la calle 44 a bordo de un automóvil Tsuru, color blanco, con placas de circulación MLU-19-30 del estado de México.

Cuando el hombre llegó al cruce de la calle 35 de la colonia antes mencionada, por la velocidad que llevaba no respeto el disco de alto restrictivo con señalamiento a la vista y al intentar cruzar ocasiono el impacto de una camioneta NP-300, color azul, con placas de circulación CP-30-700 del estado de Campeche, la cual transitaba en preferencia.

Después de los hechos el vehículo Tsuru, quedó atravesado a media arteria de la calle 44 obstruyendo el paso vehicular, personas que presenciaron los hechos auxiliaron a ambos conductores y como el guiador del vehículo responsable no respondía a los llamados debido a que quedó inconsciente dentro de su unidad, dieron aviso a la central de 911 para que enviaran el apoyo de una ambulancia.

Minutos más tarde llegaron rescatistas a bordo de la unidad CAM-45, quienes se encargaron de brindarle el apoyo y una vez que reacciono al valorarlo solo presentaba golpes contundentes por lo que no fue necesario su traslado a un centro médico.

También llegó el perito de la Policía Municipal, quienes se encargaron de verificar el reporte, escucharon la versión de los implicados y con base al reglamento de tránsito y la posición final de las unidades explicó que el conductor del Tsuru era el responsable por no respetar el disco de alto restrictivo.

Los implicados decidieron llegar a un acuerdo para el pago de los daños materiales ocasionados a la unidad afectada por medio de sus aseguradoras y con ello evitaron que el hecho fuera turnado al ministerio público y que los vehículos fueran llevados al corralón municipal.