Eventos

Un canibal, abatido mientras devoraba a una mujer en Gales.

Ahora mismo hay una investigación en marcha en torno al asesinato de una mujer de 22 años, ocurrido en el hotel Sirhowy Arms de la localidad galesa de Argoed. Y es que como se ha dado a conocer en las últimas horas, ona mujer resultó muerta en un “acto de canibalismo”.

Al mismo tiempo, su presunto asesino murió posteriormente, tras recibir una descarga de pistola eléctrica por parte de la Policía.

Tremendo suceso el que ha tenido lugar en Gales, donde la policía británica ha acabado con la vida de Matthew Williams, un hombre que se estaba comiendo a una mujer en un hotel para indigentes en Gales. Le provocó varias heridas en su rostro y luego más tarde acabó asesinando a este mujer en un hotel.

Según ha informado este viernes el diario ‘The Independent’, el hombre fue sorprendido por los agentes, quienes le provocaron una descarga eléctrica de 50.000 voltios con una pistola de aturdimiento.

Una mujer resultó muerta en un “acto de canibalismo” y su presunto asesino también murió tras recibir una descarga de pistola eléctrica Taser de la policía en un hotel británico, según ha informado esta noche la BBC.

La policía ha explicado que desarrolla una investigación por asesinato tras la muerte de una mujer de 22 años, ocurrida en el hotel Sirhowy Arms de la localidad galesa de Argoed, sin precisar la naturaleza de las lesiones presentadas por la víctima.

Por su parte, la cadena pública indicó que ésta había sido “asesinada en un acto de canibalismo” y que mantenía una relación con el sospechoso, de 34 años de edad. Los agentes llegó al establecimiento, que también sirve de albergue para gente sin hogar, hacia las 01.30 horas de la madrugada del jueves tras haber sido informada del insuceso. “La mujer (…) fue declarada muerta en el lugar”, ha anunciado uno de los policias de Gwent. “Fue utilizada una Taser y un hombre fue arrestado… Encontrándose detenido, este hombre perdió la consciencia”, señaló. A pesar de que se le practicaron primeros auxilios, el individuo falleció.

“Vivo aquí y represento a Argoed desde hace más de 30 años y se trata de la peor tragedia que ha vivido esta población”, declaró el consejero municipal Leon Gardiner, quien subrayó que la población se encuentra en estado de shock. Según un portavoz de la Association of Chief Police Officers (ACPO), la del sospechoso es la primera muerte atribuible a una pistola eléctrica en Gran Bretaña, desde que fuera adoptada por la policía en 2004.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

To Top