Ahora que la Interpol ha ejecutado dos órdenes de aprehensión con fines de extradición contra Joaquín Guzmán Loera, José Manuel Merino, director general de Procedimientos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), precisó que será la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) la encargada de autorizar o no dichas peticiones.

Merino explicó que se espera que “los juzgados notifiquen al señor Joaquín Guzmán Lera de acuerdo a la ley de extradición internacional para que él, dentro del término de tres días, a partir de que sea notificado, pueda interponer las excepciones por ley a las que tiene derecho”.

En entrevista telefónica con Óscar Mario Beteta, el funcionario de la PGR explicó que una vez que los jueces de los Juzgados Tercero y Octavo de Distrito de Procesos Penales con sede en el Distrito Federal emitirán una opinión que no tendrá carácter vinculante; será la cancillería quien “podrá emitir un acuerdo favorable, o no, de extradición”.

En caso de aprobar la extradición, Guzmán Loera tendrá la posibilidad de recurrir al juicio de amparo contra este proceso, por lo que se estima que para tener un acuerdo firme se estima que el procedo dure aproximadamente un año.

A pregunta expresa del temor que hay de parte de los delincuentes a ser extraditados, José Manuel Merino atribuyó esto a estar lejos de amigos y familiares. Asimismo, precisó que Guzmán Loera no podría cumplir con una prisión domiciliaria.

Por último, Merino señaló que mientras corresponde a Relaciones Exteriores la decisión en torno a la extradición, es responsabilidad del Poder Judicial lo que tiene que ver con el amparo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*