Eventos

PENALIZAN USO DE FACEBOOK EN PUEBLA

Puebla.- “Te vas a morir por amenazar al jefecito”, de la advertencia siguieron los golpes y un gorro en la cabeza para luego lanzar su cuerpo hacia el interior de una camioneta de la policía de Puebla, narra Néstor López Espinoza, estudiante de Derecho de la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP). 

López Espinoza es uno de los tres jóvenes activistas de Facebook procesados por la Procuraduría de Justicia de Puebla, que los acusó de convocar a través de las redes a una manifestación para sabotear el desfile 5 de Mayo. 

El Gobierno del estado arresto a los tres jóvenes por haber creado en Facebook la página denominada ‘Revolución 2014 Puebla’, que según las autoridades, funcionó para sumar personas al presunto “ataque” que pretendían concretar el 5 de Mayo durante el desfile. 

En la portada de la página aparecía el mensaje: “En pie de lucha, 5 de Mayo”, y en la imagen secundaria la leyenda: “Peña no es mi Presidente”. Y describe a una supuesta organización política que prepara “una revolución que dará inicio en Puebla el 5 de mayo”. 

En un comunicado la Procuraduría de Justicia de Puebla dio a conocer que consigno a Néstor López Espinoza, Iván Ismael Guizasola Vázquez y Eduardo Salazar Vázquez, en la averiguación previa 215/2013/DMZS por los delitos de portación de instrumento prohibido, cohecho, desobediencia y resistencia de particulares. 

“A las tres personas se les investigó ante la posible comisión de hechos violentos previstos para el 5 de mayo a los que estaban convocando”, señala el comunicado oficial de la Procuraduría. 

La versión del Gobierno de Puebla pertrechada en la carta de plenos poderes permitió a la policía proceder contra tres jóvenes sin mediar prueba alguna. 

La mañana del viernes 3 de mayo, López Espinoza, estudiante de derecho de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), salió de su casa ubicada en Amozoc, municipio conurbado a la Angelópolis, rumbo a las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) donde realiza el servicio social profesional. 

López Espinoza caminaba sin preocupación alguna hasta que una camioneta roja llena de hombres con armas de diferentes calibres le cerraron abruptamente el paso. Primero gritaron ‘te vas morir cabrón’ ‘hasta aquí llegaste hijo de…’. Luego vinieron los golpes y un gorro que colocaron en la cabeza para aventar su cuerpo al interior del vehículo. 

La unidad no tenía logotipo oficial ni placas, un día después las autoridades confirmaron que pertenecía a policías ministeriales. 

Horas después, por la tarde del viernes 3 de mayo, alrededor de 30 agentes ministeriales catearon de forma violenta la casa de López Espinoza sin orden judicial, relata Verónica Espinoza madre del estudiante. 

Los policías se llevaron del domicilio un CPU, una computadora portátil, papelería del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), libros, documentos y una memoria USB. 

López Espinosa es un joven que apenas alcanza un metro 50 centímetros de estatura y pesa 35 kilos, que los policías identificaron como la persona que uso una manopla o boxer para agredirlos el día de su detención. 

En otro operativo, la policía ministerial capturó a Iván Ismael Guizasola Vázquez y Eduardo Salazar Vázquez en una casa ubicada en Tlaxcalancingo, comunidad conurbada a la ciudad de Puebla. 

Ese día circularon en Internet versiones falsas sobre el hallazgo de material para elaborar bombas molotov, además de objetos explosivos, para armar un enfrentamiento callejero. 

La Procuraduría de Puebla, desmintió esas versiones tras admitir que no había encontrado materiales explosivos en las casas cateadas. 

La Procuraduría reconoció que la única prueba que tenía contra los jóvenes era el contenido de la página de Facebook en la que difundían a través de internet una convocatoria para realizar una manifestación. 

“Sin embargo no hay ningún elemento que nos permita suponer que hubiera algún tipo de acción o fuera a realizar algún tipo de acción (violenta)”, dijo a los periodistas locales el procurador Víctor Carrancá 

Y qué pasó, es la pregunta sin respuesta. Los policías procedieron de forma arbitraria y violenta contra los tres jóvenes usuarios de Facebook. 

“Me detuvieron de forma violenta, sin identificarse, no dijeron quiénes eran ni para quién trabajan, simplemente dijeron que por amenazar al jefecito nos íbamos a morir”, recordó el estudiante López Espinosa. 

En otro testimonio Eduardo Salazar Vázquez recordó el periplo de su arresto. 

“Me pusieron un gorro y me pasearon en una camioneta, sin comer, sin agua, ni nada. 

“Yo me desmaye o me dormí como 10 minutos, me regresaron a un cuarto, me subieron y fue cuando encontré a mi compañero Néstor (López Espinoza) a un lado de mí, estaba sentado en una silla. 

“Ellos (los policías) nos empezaron hacer burla, a molestar y amenazar, nos decían, que si éramos gay y que ahorita nos iban a violar y todo eso, y que nos íbamos a violar entre los dos. 

“Yo vi a Néstor y vi que estaba nervioso, por eso trate de controlarme, entonces una señora se acercó y nos dijo, que si ya estábamos preparados para que nos comieran los tiburones. 

“Nos llevaron a un pasillo, ahí permanecimos sentados hasta la noche y nos empezaron a tomar nuestros datos, nombre, teléfono, direcciones, fue cuando me percate que estábamos en un Ministerio Público, pero hasta que me trasladaron a los separos, me había enterado que era un Ministerio Público”. 

De ahí, agregó, los trasladaron al Centro Penitenciario de Cholula. 

“Sí, ya en el reclusorio, uno de los policías nos dijo, pues ahora sí denles la bienvenida, pero uno de los custodios que nos trajo hizo una señal y ya no nos pegaron. 

“En el Cereso de Cholula, la gente se portó menos agresiva, incluso los policías y los custodios, pero allá en el Ministerio Público, sí hubo mucha violencia de parte de ellos”, comenta. 

Los tres jóvenes permanecieron recluidos en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Pedro Cholula, del 3 hasta 7 de mayo. 

Las autoridades judiciales fijaron una fianza a Salazar Vázquez de 28 mil 500 pesos, mientras que a López Espinoza y Guizasola Vázquez de 19 mil pesos, más mil de multa, que cubrieron tras el apoyo de activistas y Morena. 

El 14 de Mayo la autoridad judicial dictó auto de formal prisión a los tres que siguen el proceso en libertad bajo caución y promovieron un amparo contra el fallo. 

“Una vez hecho esto, el proceso continua, sin mayor problema, ellos siguen gozando de su libertad, no otorgan otra fianza siguen con la misma y hasta que se dicte sentencia”, explicó Felipe Inda Chavira abogado de los jóvenes. 

Explicó que Salazar Vázquez, cubrió 25 mil pesos de fianza, más 3 mil 500 pesos de multa, por el delito de cohecho, ya que presuntamente ofreció a los policías sus computadoras para evitar el arresto. 

Hasta el momento, dijo, no les han devuelto las pertenencias a los jóvenes, además, los policías quitaron a Néstor López Espinoza los lentes y producto de los golpes afectó un tumor en un ojo. 

También, entraron a su casa y les robaron una laptop y documentación personal; y a Eduardo Salazar Vázquez le robaron sus cuatro computadoras. 

Las autoridades ligaron a López Espinoza con MORENA, y a Salazar Vázquez e Isasola Vázquez con el movimiento Revolución 2014 Puebla, que subió a la red social Facebook una cuenta de Facebook, para convocar a sus simpatizantes a una marcha de protesta el pasado 5 de Mayo. 

En la página de Facebook escribieron la #Op5deMayo, en la que supuestamente la organización de hacktivistas Anonymous llamaba a manifestarse contra el gobierno federal y el de Puebla durante el desfile militar. 

“En todo caso, si alguno de ellos creó esa página o ha actualizado videos similares a YouTube, consideramos que se están criminalizando las redes sociales. 

“El propio procurador (Carrancá Bourget) reconoce que no tiene evidencia física que demuestre sobre un plan de ataque violento. Solo fueron llamados en redes sociales. Más bien, estas tres detenciones las consideramos políticas, ante el nerviosismo del gobierno de Rafael Moreno Valle (gobernador de Puebla) durante la visita de Peña”, consideró Felipe Inda Chavira abogado de los jóvenes. 

Mientras que Carlos Figueroa, secretario de Derechos Humanos del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, aseguró que Néstor y los otros dos jóvenes aprehendidos han sido víctimas de tortura. 

“Los tuvieron encapuchados, de rodillas y engrilletados desde la mañana del viernes 3 de mayo, día en que los arrestaron los policías ministeriales en diversos puntos de la zona metropolitana de Puebla”, sostuvo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

To Top