Los bajos niveles de producción de crudo, así como la caída en las reservas por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) ocurren tras los altos impuestos que pagó y que la dejaron sólo con lo mínimo para llevar a cabo proyectos de inversión.

Es así que, entre el 2004 y 2014, la empresa contribuyó al gobierno como parte de sus responsabilidades fiscales, más de 7.7 billones de pesos, lo que repercutió directamente en las decisiones operativas que tomó su Consejo de Administración.

Durante este periodo registraron los precios más altos del crudo en los mercados internacionales en el último siglo, lo que aprovecharon las distintas administraciones gubernamentales para depender totalmente del petróleo y cubrir su gasto corriente.

Sobre el tema, Carlos Huerta, exasesor del Consejo de Administración de Pemex, afirmó que los montos que pagó la compañía la ‘deterioraron notablemente’, principalmente ,dijo, en el rubro de transformación industrial con el cual podrían dar mayor valor a los hidrocarburos, sin embargo como medida ‘extra’ importaron mayores volúmenes de gasolinas y diesel para cubrir la demanda.

“El gobierno federal aprovechó los altos precios del petróleo y básicamente secó a Pemex como empresa pública. No sólo en afectaciones en transformación industrial, sino ahora también en la caída de la producción”, apuntó Huerta
.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*