Eventos

Hay 400 mil niños desaparecidos en México por el crimen organizado.

Karen Kimberly Díaz Cayetano, de 9 años, desaparecida el 30 de junio de 2014 en Jiutepec, Morelos.

El crimen organizado ha golpeado duro a la niñez, pues organizaciones no gubernamentales (ONG) que apoyan a familiares de menores sustraídos reportaron que en el país hay unos 400 mil niños desaparecidos.

Por ese hecho, dijeron, a México se le conoce como la Bangkok de Latinoamérica.

En la firma con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) del convenio “Sumemos para encontrarlos”, María Ampudia, quien preside la Fundación ¿Y quién habla por mí?, cuestionó: “¿en qué momento dejamos que esto creciera?”.

Habló ante una veintena de madres que portaban las fotografías de hijos desaparecidos; y de César Camacho, dirigente nacional del PRI, así como integrantes del Comité Ejecutivo Nacional de ese instituto político.

Dijo que en mucho casos, los niños robados o sustraídos de sus familiares terminan trabajando para el crimen organizado, sembrando droga, en la pornografía infantil o en adopciones ilegales.

En tanto, los padres recorren un calvario, dejando sus empleos y vendiendo sus bienes en busca de sus hijos.

Ese tipo de explotación, “en México se genera el mayor monto de dinero”.

Por lo anterior, la activista dijo que han acudido al PRI, lo que aclaró no significa que el convenio tenga una orientación o una tendencia partidista.

“Llevaremos a cabo los acuerdos que sean necesarios para que los políticos atiendan el problema y se avance en la prevención, pues cada familia vulnerada es nuestra familia”, señaló por su parte Guillermo Gutiérrez Romero, presidente de la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos.

Dijo que el tráfico de niños y adolescentes genera a la delincuencia organizada del mundo más de 30 mil millones de dólares. Ese es un fenómeno internacional contra el cual deben sumarse partidos políticos, empresarios, el sector religioso y la sociedad civil.

Lamentó que en México el problema ha crecido por la falta de una estructura fuerte, consolidada, con personal capacitado, por lo que propuso crear centros de investigación similares a los existentes en Europa, por ejemplo.

En la firma del convenio, Laura Elena Herrejón, secretaria de vinculación con la sociedad civil del PRI, subrayó que México es un país lastimado por las profundas injusticias y la debilidad de algunas de sus instituciones y por una violencia que corroe la convivencia.

Sostuvo que no se logrará la reconciliación ni la reconstrucción del tejido social ni se puede “aspirar a un mejor futuro si no damos respuestas convincentes para aliviar el dolor y la angustia de quienes se preguntan por el paradero de sus seres queridos”.

Por su parte, César Camacho dijo que el PRI quiere robustecer y extender las alianzas con organizaciones que buscan a sus hijos para que “sean sujetos de acción. El PRI recoge su causa para fortalecer los derechos humanos y buscar que el Estado evite este fenómeno que es ofensivo para la sociedad”, apuntó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

To Top