Eventos

Dios los cría…Zeta Gas, bomba de tiempo.

Pluma: JOSÉ LUIS HUERGO

Camiones ruinosos recorriendo la isla a exceso de velocidad, mientras dan tumbos de bache en bache, cargando tanques de gas viejos y oxidados, que no han sido inspeccionados jamás por Protección Civil Municipal.

Empleados de la gasera hablando o enviando mensajes por celular, a pesar del grave riesgo de explosión que esto representa.

Tanques llenados al ochenta o noventa por ciento, pero treinta o cuarenta pesos arriba del precio oficial, pues los choferes se cobran la propina o se niegan a dar el servicio.

Tanques estacionarios oxidados, con válvulas en mal estado, en gran parte de los restaurantes y hoteles de la isla.

Gas-Auto, establecimiento habilitado exclusivamente para surtir gas de carburación, llenando tanques sin los mínimos requisitos de seguridad y sin tener a la vista del cliente el tablero para garantizar que se entrega lo que el cliente paga.

Mientras esto sucede, el director de Zeta Gas, el yucateco Viko Denís Encalada surca los aires piloteando una avioneta, que es apenas uno de sus costosísimos hobbies, que puede financiar gracias a las enormes sumas que la única gasera en Carmen le aporta.

Sospechosamente, el anterior director de Protección Civil Municipal, el dentista Víctor Ortiz, no dejó expediente alguno sobre Zeta Gas, a pesar de que es la empresa más peligrosa en toda el área urbana de Ciudad del Carmen.

Por todo esto, la nueva administración debe de inmediato poner manos a la obra para obligar a la gasera a renovar todos los tanques portátiles que estén en malas condiciones, dado que la empresa se niega sistemáticamente a hacerlo.

Se debe, también, verificar minuciosamente el estado de los tanques estacionarios de hoteles y restaurantes y obligar a la gasera a reponer todos aquellos que representen un peligro para la ciudadanía.

Por otro lado, es urgente la instalación en Carmen de otras empresas gaseras, pues Zeta Gas hace su voluntad, amagando a las autoridades con dejar a la isla sin gas, pero al haber competencia, cambiarán las reglas del juego.

Hay que tomar en cuenta que van dos administraciones que se han mostrado sospechosamente permisivas con Zeta Gas, lo que significa que en seis años, no se han revisado sus instalaciones, vehículos, tanques etc.

Poderoso caballero es don dinero, dijera mi abuela, mujer papanteca de recio carácter.

¡Zambomba!
Se acabó el espacio.
Nos vemos, pues…

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

To Top