Eventos

Dios los cría…y la síndica resultó cínica.

Pluma: JOSE LUIS HUERGO

Como se hizo público, en días pasados la síndica jurídica del Ayuntamiento, María Elena Maury Pérez, decidió que ya había trabajado mucho y con menos de cuatro meses en el cargo, se regaló unas “merecidas vacaciones” en Las Vegas, que sin empacho alguno presumió en su cuenta de Facebook, a pesar de haber realizado el viaje en días hábiles, pues la publicación la hizo el jueves 25 de enero.

Esto, mientras la alcaldía se debate en toda suerte de procesos legales, de los que Maury Pérez no ha presentado un inventario, a pesar de tener cuatro meses en el cargo.

La mujer, que percibe un sueldo de 46 mil pesos quincenales, es conocida como “La cínica jurídica” en los corrillos de la Presidencia, pues es sabido que “hace oficina en la clínica San Miguel, cuidando al novio”, lejos de cumplir con sus obligaciones y justificar el jugoso estipendio.

Por si no bastara con los deberes que le impone la Ley Orgánica de los Municipios, es presidenta de la Comisión Edilicia de Asuntos Jurídicos, así como de la Comisión Edilicia de Derechos Humanos.

En un hecho sin precedente, que conmocionó a la sociedad carmelita, el 20 de octubre de 2015 fueron tomadas las instalaciones del Ayuntamiento de Carmen por un grupo de sujetos, bajo las órdenes de José del Carmen Urueta Moha, “líder” del sindicato de los Tres Poderes, tomando como rehenes a los trabajadores que se encontraban en el lugar, sin distinguir entre sindicalizados y de confianza.

Por espacio de casi 24 horas, Moha y sus huestes mantuvieron secuestrados a los trabajadores, impidiendo que sus familiares les hicieran llegar agua y alimentos y cortando el suministro de agua y luz eléctrica.

Luego de ser liberados,  los agraviados señalaron graves violaciones a los derechos humanos, que pasaron desapercibidas para la “cínica jurídica”.

Por otro lado, día con día se acumulan las demandas contra el Ayuntamiento por despidos injustificados, pero el Cabildo, que es la verdadera autoridad, no conoce el inventario de dichos procesos, dado que la “cínica jurídica” no hace su trabajo.

Tampoco supo qué hacer  cuando Enrique Iván González López embargó una Suburban al Ayuntamiento.

“Tirar la hueva es el arte de descansar sin estar cansado”, dijera mi abuela, mujer papanteca de recio carácter.

¡Zambomba!

Se acabó el espacio.

Nos vemos, pues…

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

To Top