El régimen fiscal aplicado a los contratos de explotación petrolera otorgan a las empresas particulares una recuperación de costos de hasta cinco veces más a la permitida a Petróleos de Mexicanos (Pemex), lo que implica un tratamiento desigual a la empresa productiva del Estado que le origina pérdidas recurrentes.

Pese a que las empresas y consorcios ganadores de la segunda licitación de laronda uno para la explotación petrolera en aguas someras del Golfo de México entregaron propuestas competitivas para otorgar al Estado una participación en la utilidad operativa en promedio de 76 por ciento, es menor a la que Pemex entrega a las finanzas públicas vía impuestos y derechos, los cuales superan por mucho ciento por ciento de sus ganancias, según lo estipula el actual régimen fiscal al que es sometida la empresa productiva del Estado.

El pasado 30 de septiembre, durante la segunda licitación de la ronda uno, la italiana Eni International ofreció un porcentaje para el Estado de 83.75 por ciento de la utilidad operativa; la del consorcio argentino PanAmerican Energy LLC y E&P Hidrocarburos y Servicios, de 70 por ciento, y la de la sociedad entre la estadunidense Fieldwood Energy LLC y la mexicana Petrobal, 74 por ciento, para las áreas contractuales uno, dos y cuatro, respectivamente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*