Eventos

Comida rápida afecta procesos cerebrales de los niños.

Los menores de edad que consumen comida en lugares como KFC, Burger King, Pizza Hut y McDonalds presentan dificultades para resolver pruebas de matemáticas, lectura y ciencias, reveló una universidad de EU.
Las pizzas y hamburguesas “desaceleran” los procesos cerebrales de los niños.

Un estudio de la Universidad de Ohio demostró que menores de edad que consumen de manera frecuente comida rápida obtienen bajas calificaciones en exámenes de matemáticas, ciencias y lectura.

De acuerdo con la investigación, la complicación académica, consecuencia del consumo de los alimentos chatarra, estaría relacionada con la falta de moléculas férricas útiles para el cerebro.

El estudio tomó a 8 mil 500 niños de 10 años de edad del sistema escolar de Estados Unidos cuyos hábitos alimenticios fueron medidos por un periodo de 3 años.

Los resultados arrojaron que los menores que consumían comida rápida con frecuencia alcanzaban una calificación de 79 en pruebas de matemáticas, mientras que los que no lo hacían alcanzaron un puntaje de 83.

Los resultados fueron similares en exámenes de ciencias y lectura.

“La investigación está centrada en cómo el consumo de los niños se relaciona con la obesidad. Pero nuestros hallazgos demostraron que la comida rápida está vinculada a otro problema: resultados académicos pobres”, explicó la doctora Kelly Purtell.

Los niños con mayores complicaciones escolares revelaron que consumían comida entre 4 y 6 veces por semana en restaurantes como McDonalds, Burger King, KFC y Pizza Hut.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

To Top