Por tercera ocasión en menos de dos meses, sujetos que robaban gasolina a Petróleos Mexicanos provocaron un derrame de miles de litros de combustible en las inmediaciones del poblado San Miguel, en el municipio de Huimanguillo, Tabasco.

“Desgraciadamente, se trata de la misma válvula que fue rehabilitada tras un robo, en un tramo donde hace dos o tres semanas atrás se había registrado otra fuga”, informó el director de Operaciones y Rescate de Protección Civil del Estado, Jorge Alberto Méndez Landero.

Indicó que, hasta el momento, Pemex no ha dado a conocer el volumen de gasolina derramada, pero se estima que se extendió, como en las otras dos ocasiones, a lo largo de 2 kilómetros de un canal.

La fuga de gasolina, según el funcionario, se registró el sábado, pero fue reparada provisionalmente hasta el domingo por personal de Pemex.

“Desde el domingo, personal de Pemex instaló una rampa para contener la fuga y otro grupo inició los trabajos de recuperación del combustible”, refirió Méndez Landero.

Los habitantes de San Miguel, Huimanguillo, aún con el riesgo de que se registre una explosión, arribaron nuevamente a recoger combustible derramado.

Tal situación, admitió Méndez Landero, es muy difícil de restringir ante la extensión del derrame.

“Llegó personal de Pemex y acordó algunas partes del dren, pero lamentablemente hubo más de un centenar de personas que llegó el domingo a recolectar gasolina”, comentó.

El tramo donde se han producido los dos derrames, que Pemex identifica como “actos vandálicos”, están en el kilómetro 92.6 del Poliducto Minatitlán- Villahermosa.

El penúltimo derrame, que fue reportado el pasado 21 de septiembre, fue de un volumen de entre 20 y 30 mil litros, según un reporte preliminar.

Y el anterior, con fecha 28 de agosto, impactó con 158 mil 987 litros, pero de ellos sólo fueron recuperados 4 mil.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*