Eventos

Capo ordenó matar a estudiantes

El fiscal general de Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, informó que de acuerdo con declaraciones de cuatro personas detenidas en diversos cateos realizados en Iguala, el levantamiento y asesinato de estudiantes normalistas el 26 y 27 de septiembre pasado fue ordenado por un individuo apodado El Chucky, líder de la organización criminal Guerreros Unidos, e informó asimismo que hasta ayer 28 cuerpos habían sido recuperados de seis fosas clandestinas en la comunidad Pueblo Viejo, de aquel municipio.

Añadió que en un plazo de entre 15 días y dos meses y mediante pruebas de ADN se determinará la identidad de los 28 cuerpos, y será entonces cuando se conocerá si corresponden a los normalistas desaparecidos.

En conferencia de prensa el funcionario dijo que dos de los detenidos aseguraron haber asesinado a 17 normalistas, a quienes trasladaron a la parte alta de un cerro de Pueblo Viejo, y que los cuerpos recuperados están fragmentados y presentan signos de calcinación por lo que se presume que fueron rociados con una sustancia inflamable.

Indicó que de acuerdo con las declaraciones de los detenidos “la instrucción de acudir al sitio donde se encontraban los normalistas (la noche el viernes 26) la dio el director de Seguridad Pública municipal, Francisco Salgado Valladares, en tanto que la instrucción de llevárselos y ultimarlos la recibieron de un sujeto apodado El Chucky, líder de los Guerreros Unidos”.

Blanco Cabrera indicó que por la detención de dos personas de nombres Luis Alberto José Gaspar, El Tongo, y Norma Angélica Bruno Román —ambos esposos—, arrestados en cateos a viviendas propiedad del alcalde José Luis Abarca, se logró ubicar a cuatro otras personas más, quienes fueron puestas a disposición de la SEIDO por haber participado en los hechos de violencia del 26 y 27 de septiembre.

Explicó que con una orden de cateo se ingresó a la casa del alcalde de Iguala y cuatro domicilios más el 1 de octubre, y que en la casa del munícipe se detuvo a Luis Alberto El Tongo, quien dijo pertenecer al grupo criminal Guerreros Unidos.

A partir de esta detención, se inició como parte del caso una nueva averiguación previa por el delito de delincuencia organizada, y precisó que además de El Tongo se detuvo a Honurio Antúnez Osorio, El Patachín, policía municipal preventivo de Iguala, Martín Alejando Macedo Barreda, vendedor de drogas, y Marco Antonio Ríos Berver, sicario de Guerreros Unidos.

El funcionario estatal, dijo que estos 4 detenidos revelaron que pertenecen a la organización Guerreros Unidos, que elementos policiacos de Iguala trabajan para ese grupo delictivo, y que la orden de levantar y asesinar a los normalistas fue dada por El Chuky a quien señalaron como líder de ese grupo.

El procurador señaló que los dos autobuses ubicados en Periférico Norte y la calle Juan N. Álvarez la noche del 26 de septiembre, donde fueron encontrados los cuerpos de dos normalistas muertos en el ataque, presentaban numerosos impactos de arma de fuego calibre 2-23, por lo que se determinó que “la agresión fue directa”.

Luego añadió:

“Los homicidios de los estudiantes de la Normal Rural, de las dos personas que viajaban en el autobús del equipo de futbol Avispones de Chilpancingo, y de una civil que transitaba por el lugar en un taxi, participaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Iguala vinculados a la delincuencia organizada y sicarios a su servicio, particularmente del grupo Guerreros Unidos”.

Afirmó que con las declaraciones de estos cuatro sujetos se logró identificar a 30 miembros de la policía municipal preventiva de Iguala como integrantes de los Guerreros Unidos.

Informó que el gobierno estatal solicitó a nueve peritos forenses argentinos, encabezados por Mercedes Doreti, apoyar en las investigaciones para identificar los cuerpos encontrados en las fosas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

The Latest

To Top