Los daños que sufrió el megadrenaje, mal llamada la “obra del sexenio”, con una simple lluvia de poco más de una hora, dejó en claro la ineptitud y el fraude de un gobierno corrupto, sin planeación y dedicado al pago de facturas políticas a familiares, amigos y compadres, adjudicándoles la realización de obras y estos a su vez entregando obras mal hechas y de mala calidad”.

Aseguró el candidato a gobernador por el Partido del Trabajo (PT), José Luis Góngora Ramírez, quien añadió que de ser el próximo gobernador del Estado, el actual Ejecutivo estatal, Fernando Ortega Bernés, así como sus funcionarios y la “bola de ratas”, como son los constructores que seguramente ya serán multimillonarios, enfrentarán procesos penales y podrían terminar en la cárcel.

En su acostumbrada conferencia de prensa de los lunes, Góngora Ramírez dijo que “hay que reconocer públicamente los dones de clarividencia de Fernando Ortega Bernés, pues el 15 de septiembre de 2013, cuando se dio a conocer públicamente el inicio de la llamada ‘obra del sexenio’ y su explicación técnica de los trabajos de la construcción del megadrenaje, Ortega Bernés advirtió a todos los funcionarios de su gabinetes, así como a todos los que estaban involucrados para la construcción de esta obra, ‘prepárense para recibir las mentadas de madre’, y aun año y siete meses, esta profecía fue cumplida ¡qué bárbaro!.”

Tal vez no sean dotes de clarividencia, o a lo mejor solo utilizó el poco sentido común que tiene, para reconocer que su gobierno mal llamado “justo y solidario” ha sido el peor de todos, distinguido por ser corrupto, mentiroso, inepto, demagogo y nepotista, añadió.

Y que sí al día de hoy, “los ciudadanos campechanos si le estamos mentando la madre, y no es porque nos haya situado como el peor Estado de la República en lo que se refiere a crecimiento económico, sino por la indignación que nos causa el rotundo fracaso de la construcción del megadrenaje”.

Esta obra con una inversión multimillonaria de casi 900 millones de pesos, por casi 21 kilómetros de drenaje, con una simple lluvia que duró poco más de una hora colapsó y demostró la ineptitud y el fraude de un gobierno sin planeación, dedicado al pago de facturas políticas a familiares, amigos, compadres, y estos a su vez entregando obras mal hechas y de mala calidad.

Dijo que son cinco las constructoras involucradas y beneficiadas con la construcción del megadrenaje: la constructora Gordillo, Constructores Unidos de Campeche (CUCSA), Construcciones y Conservaciones Calakmul, AFER Construcciones y Servicios, y para no variar, Constructora Escalante.

De acuerdo a declaraciones la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPAE), en la primera etapa se invirtieron 288 millones 255 mil pesos, de los cuales el 60 por ciento fue aportado por el Gobierno Federal, y el Gobierno del Estado aportó el 40 por ciento restante. En la segunda etapa, se invierte la cantidad de más de 260 millones de pesos, y en la tercera etapa 270 millones, o sea, más de 900 millones de pesos en su totalidad.

Siguiente Noticias

Noticia Anterior

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*