Luego de conocer el abuso en que incurre la empresa Zeta Gas, al inflar los precios un diez por ciento arriba del precio oficial, Billy Serrano Espinoza, coordinador de Profeco en Ciudad del Carmen, dijo:

“De entrada, iremos a visitarlos, para verificar que estén expidiendo el peso correcto en los tanques y que estén respetando el precio oficial”.

Tras informarle que los choferes de los camiones de la gasera cobran $315 por un tanque de veinte kilos, cuando el precio oficial es de $286, aseveró que “tal vez los choferes están cobrando una propina por llevar los tanques a llenar en la gasera y cargalos para colocarlos en su lugar, pero no es obligación del ciudadano el pagarles, ni es derecho de ellos el cobrar a los ciudadanos por su trabajo”.

El problema que viven los usuarios, es que si se niegan a pagar el sobreprecio, simplemente no les surten el gas y como es la única gasera en la isla, no tienen otro remedio que aceptar las condiciones impuestas por sus empleados.

“Es necesario que los ciudadanos se acerquen a Profeco y denuncien estas situaciones, de ser posible aportando el número de camión, para poder proceder de inmediato, aunque estaremos haciendo verificaciones de manera permanente, para impedir estos abusos”, afirmó.

Por otro lado, en las instalaciones de Gas Auto se rellenan cilindros de gas LP, a pesar de que el lugar está habilitado exclusivamente para surtir gas a vehículos, al grado de que despachan hasta cien pesos, si el usuario lo pide, con la desventaja de que el marcador no está a la vista del consumidor, de modo que no saben si en realidad les despacharon la suma que les cobran.

Aseveró que en ese lugar se hará una revisión exhaustiva, dado que “sus mangueras y su equipo son exclusivamente para autos, no para tanques de gas doméstico”.

Finalmente, dijo que en base a las diligencias llevadas a cabo en las instalaciones y vehículos de Zeta Gas, informarán el resultado del procedimiento a la sub-delegación de Profeco en San Francisco de Campeche, donde se determinará si procede imponer una multa a la gasera u ordenar la suspensión de actividades.

Actualmente, las oficinas de Profeco en Carmen se encuentran en el interior del museo Victoriano Nievez, ahí es donde los afectados pueden ir a denunciar los abusos de la gasera y otras compañías.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*