Duro y Tupido

Plataformeros Enfermos, ORO Desaparecido

Un trabajador petrolero que se encuentra en la Abkatún Alfa, narró su largo sufrimiento desde el día que dio positivo a Covid-19 hasta su cambio de guardia, debido a que por la falta de protocolos de salud a bordo de plataformas y sin la presencia de Octavio Romero Oropeza, la zona petrolera se convirtió en el epicentro de contagios, bajando personal enfermo, subiendo personal sano y ahora subiendo a personal convaleciente.

Jym Ramirez Muñoz, F-489806 Op. 1era Instrumentista de la Plataforma Abkatún Alfa Roll K2, mediante una carta dirigida A quién Corresponda, mencionó que desde el pasado 7 de Abril (más de un mes a la fecha de hoy) presentó sintomatología relacionada con el virus SARS-COV-2, siendo atendido abordo por el médico Karlis Miriel Isidro Torres F-414862 quien siempre minimizó el estado de salud diciendo que sólo era un cuadro de faringitis.

El día viernes 10 de abril determinaron hacer un listado donde sólo bajaron a 4 trabajadores vía aérea, dejando a Jym abordo aún con síntomas severos siendo uno de los trabajadores más afectados por la misma, el día domingo 12 de abril subieron médicos de tierra a realizar la prueba de Covid-19 a todos los que, en ese momento tenían los síntomas, para ser entrevistados y realizarles un cuestionario.

Luego de la prueba, Jym tras sentirse peor, decidió ir con el Ing. Raymundo Céspedes Venegas Superintendente abordo para pedir su bajada voluntaria, quien se negó, ya que comentó que para poder hacer eso, tenían que enviar algún medio de transporte especial, sólo para que lo bajaran a él y no resultaba redituable, el día lunes 13 de abril se volvió a presentar a laborar aún con los síntomas, como normalmente lo había estado haciendo, en ese momento el delegado de su departamento habló con el médico para comentarle la situación en la que se encontraba, y éste de inmediato le dijo que se fuera a la habitacional, al realizarle un precario y fugaz chequeo, lo mandó a descansar a su habitación por el resto del día, mientras el elaboraba una incapacidad y sería trasladado esa misma noche a una clínica en Carmen.

Jym fue confinado en un contenedor para pacientes con sospecha de Covid-19 que se encuentra ubicado en la parte superior de la habitacional, en el cual estuvo en espera todo el día y su vuelo nunca llegó, siendo notificado por el médico que debido a problema de logística, no sería posible su traslado a la Isla, pasando la noche en aislamiento con la incertidumbre de no saber cuándo sería trasladado y contaría con lo necesario para ser atendido ya que abordo no cuentan con lo dispensable para estabilizar a pacientes con sospecha de Covid-19.

Fue el martes 14 de abril cuando lo trasladaron vía área al helipuerto en un vuelo especial y posteriormente del helipuerto a la clínica de urgencia en Carmen donde le volvieron a realizar un cuestionario; Jym preguntó a los médicos sobre los resultados de la prueba que le habían hecho abordo y le dijeron que estaría para el día 15 de abril ya que tardaba 72hrs el resultado, de ahí le dieron sus recetas médicas con Ambroso y loratadina y una receta aparte donde le recetaban paracetamol, indicándole que debía realizar aislamiento siendo una ambulancia la encargada de llevarlo a su hogar, donde permaneció 14 días.

Jym narra que recibía servicio médico mediante llamadas telefónicas de parte de las Doctoras que sólo mencionaban que estaban encargada de llevar el control de la cláusula 43 y las preguntas sólo eran para saber el estado en el que se encontraba en ese momento, para el día 17 de abril a las 20:34hrs le realizan una llamada de Medicina preventiva para informarle los resultados del examen que le habían realizado abordo en el cual, se confirmó positivo de Covid-19 y le dijo que para ese momento le daban 7 días, ya que supuestamente el proceso de la recuperación de la enfermedad es de 14 días, para el lunes 20 de abril, le realizan una llamada de una doctora de las que llevan el control de la cláusula 43 y por los síntomas que aún tenía, mencionándole que la aplicación de la cláusula sería hasta el día 6 De Mayo y tenía que reanudar a sus labores el día 7 de Mayo, es así que apartir del pasado jueves Jym retomó sus actividades aún con tos seca y con el miedo de que el Covid-19 permanezca en él y contagie a sus compañeros.

Es así que nuevamente se pone en evidencia los protocolos que PEMEX maneja en pacientes con sospecha de Covid-19, sin que hasta el momento su Director General Octavio Romero Oropeza realice una visita técnica de inspección para saber qué es lo que falta y de viva voz, conocer las carencias y necesidades que tienen las plataformas y los trabajadores que día a día se encuentran más preocupados por la situación que se vive abordo.

To Top