JOSE LUIS HUERGO

En días pasados, el director de Protección Civil Municipal de Carmen, Julio Sánchez Solís, dijo de manera tajante que no hay permisos para comercializar pirotecnia en la isla, por lo que serán confiscados todos los productos de pólvora, para su destrucción.

Por otro lado, la comercialización de dichos artículos constituye un delito federal, pues es la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) quien se encarga de regular el tráfico y comercialización de pirotecnia.

Sin embargo, en un franco desafío a las autoridades, comerciantes locales ofrecen pirotecnia y explosivos por mayoreo a través de grupos de venta de Facebook, lo que deja al descubierto que en la isla hay grandes cantidades de pirotecnia almacenadas en casas particulares.

Esos lugares, que escapan a la supervisión de Sedena, no cuentan con las normas de seguridad necesarias para el manejo de los peligrosos materiales y son auténticas bombas de tiempo, que ponen en grave peligro las vidas de las familias de quienes se dedican al ilícito negocio, así como de sus vecinos.

Justo el día de ayer se cumplieron cinco años de la tragedia registrada en San Nicolás, en un almacén clandestino de pirotecnia, pero todo parece indicar que el peligro sigue latente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*