Escucha el Audio:

Recomendación:  Ponle STOP a la Radio de CarmenHoy.Com para que puedas escuchar este audio (arriba lado derecho)

La imitadora responde:

Han pasado ya varios días desde que tome tu consejo querido CarmenHoy, y la verdad esto sin duda, no me resulto del todo bien…

Quise “convencerle” de lo bien que me había sentido aquella ocasión, no me fue fácil pero lo logre.

Conforme pasaban los días lo fui manipulando a manera de que ahora el fuese el sumiso. Al principio no quería, pero, lo conseguí no me quedo más remedio que chantajearlo y decirle que si no accedía sacaría todo televisor de la casa y no vería ningún partido de futbol, fue entonces que rapidito me dijo que sí.

Pase una semana planeando todo, fui a “Instintos” de la amiga Grettel esa chica que es dueña de DCO y compre el “látigo” unas velas, unas esposas, una lencería sexy. Pase a la tiendas del Millán y compre unas cuantas caribes coolers y cahuamas para agarrar valor.

Llego el fin de semana, mande a los chamacos con la abuela para así poder armar el circo, puse las velas en el piso a un costado de la cama, metí la nevera al cuarto para poner las caribes cooler y las cahuamas para tenerlas a la mano.

En cuanto llego mi esposo a casa, le tome la mano y lo jale al cuarto, lo espose a la cama, y corrí a buscar el látigo desde donde le grite la palabra clave será “Banamex” he aquí donde empezó el “desmadre”

El pobre hombre quería una cerveza y no pudo jamás agarrarla, “pues estaba atado a la cama” a lo que tenía que dárselas yo en la boca.
Ahora fui yo quien término “peda” disque agarrando valor, sin medida le di unos cabrones latigazos, el gritaba “Santander” “Santander”!

Yo pensé que a chito le gustaba porque me decía: “Santander” y esa no era la palabra clave, la lencería jamás la vio pues no me la puse, traía unos calzones rotos y nada más, ¿“quien se excita con esto”? pensé.

Me dispuse a quitarle el pantalón y lo avente al suelo, -pero no me acordaba de las velas, de pronto sentí olor a quemado “ en chinga me pare” le tire la cahuama para apagar el fuego y todo lo que pude pero todo fue inútil ya había “agarrado fuego”. Mi marido gritaba desquiciado “nos vamos a incendiar por tus chingaderas mujer” “Me voy a quemaaaaaar” “sueltaaaaame mi vida, mi cielo, mi reina” y que me acuerdo del extinguidor de la cocina, lo traje y apague el fuego, si yo me había asustado a chito ya ni se le paraba al cabrón del pánico y terror sufrido momentos antes y a todo esto yo solo me reía , después de calmar el desmadre.

Como el seguía sin decir “Banamex” yo termine peda, devolviendo las tripas el baño y dormida en la bañera y mi esposo chito se quedó dormido después de tanto gritar.

Al día siguiente despertó todo “madreado” ni moverse podía, despues del fuego quien sabe donde madres quedaron las llaves de las esposas por las que tuve que hablar a un cerrajero y la verdad “que pena” que viera el chiquero en mi cuarto e imaginara lo que pudiera haber pasado.

Ahora fue mi “esposo” a quien le toco sufrir, – si- , pero al final termino siendo un completo desmadre y lo peor “no hicimos nada” me quede con las ganas y después de esto quien sabe por cuánto tiempo más porque ya ni la palabra me dirige.

Creo ahora será mi esposo quien quiera divorciarse….

CarmenHoy responde: Querida Imitadora te recomendamos que lleves a un psicólogo al pobre Chito ya que lo más seguro es que queden secuelas de por vida sobre la noche de terror que le hiciste vivir.

Y a ti te recomiendo que acudas a un psiquiatra o mejor aún acude a pedirle empleo a la dueña de Instintos Sex Shop ya que dudo que Chito quiera seguir manteniéndote mamita.

CarmenHoy.Com
Siempre Contigo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*