El Super Bowl es el escenario más grande de la televisión en Estados Unidos para los anuncios publicitarios: ofrece el máximo beneficio al dinero de los anunciantes y atrae famosos de igual estatura. Sin embargo, muchos de los comerciales de este año parecieron reclutar celebridades ––o pandillas de celebridades–– sin una idea clara de qué hacer con ellos. Y, en varios casos, sin poder aprovechar aquello por lo que son famosos.

Esas fueron solo algunas de las conclusiones que dejó el revoltijo usual de fútbol americano, ​​anuncios, patriotismo y autopromoción… aunque no necesariamente en ese orden. Y si bien el covid-19 hizo parte de la agenda (incluido el anuncio de un kit de pruebas casero), el juego se sintió más cercano a la normalidad.

Entonces, ¿quién anotó puntos y quién perdió el balón en aprovechar al máximo su exposición durante el gran juego? Este es un resumen (bajo ningún concepto completo) de los más y menos destacados de la transmisión.

Espectáculo de medio tiempo: dejando todo lo demás de lado, un triunfo técnico y logístico dada la vertiginosa variedad de piezas móviles. El contexto más amplio de la NFL, el tema racial y la reciente demanda del entrenador Brian Flores ––un asunto que NBC abordó durante la cobertura previa al partido pero que se ignoró notablemente durante el juego–– es una conversación mucho más larga.

Cines: después de dos años dolorosos de pandemia, hubo un mensaje en el que insistieron los anuncios de los próximos estrenos taquilleros ––Jurassic Park: Dominion, Nope de Jordan Peele y Doctor Strange in the Multiverse of Madness–– durante el espectáculo previo al juego: ven a compartir estas películas con otras personas.

Transmisión en línea: ahora bien, un desafío para los cines es que hay mucho para ver en casa, como lo demostró Netflix con su publicidad repleta de estrellas para la lista de películas, junto a la precuela de El Señor de los Anillos de Amazon y Moon Knight de Marvel para Disney+, que parecía tan llamativa como una experiencia de pantalla grande.

Amazon: la idea de un anuncio con la pareja de celebridades Scarlett Johansson y Colin Jost podría haber salido mal de muchas maneras. Pero esta publicidad sobre lo que pasaría si Alexa pudiera leer la mente lo tenía todo: inteligencia, diversión genuina, e incluso un poco ternura.

Expedia: un anuncio con Ewan McGregor ––que destaca los beneficios de gastar en experiencias de viaje en lugar de “cosas”–– ciertamente captó eso de lo que muchos se han perdido durante los últimos dos años de pandemia.

‘Doctor Strange in the Multiverse of Madness’ estrena nuevo tráiler durante el Super Bowl
Google: es difícil hacer un anuncio que anime y al mismo tiempo promocione un producto. Pero la publicidad de una nueva tecnología que mejora las fotos de personas con pieles más oscuras logró este objetivo. Y remató con el lema “Todos merecen ser vistos como realmente son”.

Al Michaels: lo mejor que se puede decir sobre un equipo de transmisión es que no se interpuso en el juego ni lo promocionó ridículamente. En ese sentido, Michaels y Cris Collinsworth lo hicieron bien. Pero, como esta transmisión ocurrió durante los Juegos Olímpicos de Invierno ––justo 42 años después de la famosa llamada “Miracle on Ice” de Michaels en Lake Placid–– se sintió como un signo de exclamación sobre su notable longevidad como un hombre de jugada por jugada. “Los Rams se erigieron para ganar el Super Bowl y han cumplido el trato”, dijo Michaels una vez que el partido estaba decidido.

Chevy Silverado: la extraña mezcla que funcionó, con un eslogan que realmente impulsó este anuncio inspirado en “Los Soprano” con los hermanos de televisión Jamie Lynn-Sigler y Robert Iler: “Una camioneta completamente nueva para una generación completamente nueva”.

Toyota: el fabricante de automóviles presentó una minipelícula sobre el campeón paralímpico Brian McKeever y su hermano: una ingeniosa combinación de contenido conmovedor que coincidió con los Juegos Olímpicos, y se equilibró con un anuncio humorístico sobre Keeping Up with the Joneses.

Etrade: Nadie nunca se equivocó con los bebés que hablan.

Los memes del show de medio tiempo con las estrellas del rap en el Super Bowl LVI
Verizon: Elegir a Jim Carrey en su personaje de The Cable Guy fue una combinación muy inteligente de talento, nostalgia y producto.

Turismo en Los Ángeles: ¿un día de más de 26 grados centígrados en febrero, con todas esas tomas estereotipadas de la playa, el Observatorio Griffith Park y las estrellas de cine? Claro, está retratado como un infierno decadente de Babilonia en Fox News, pero esta versión retocada todavía parecía un gran lugar para visitar.

LOS QUE NO GANARON
Revisa los nombres de celebridades mencionados más arriba.

Anuncios de cerveza: por lo general, los anuncios de cerveza están entre los aspectos más destacados del Super Bowl. Pero la mayoría de este año fueron simplemente extraños.

Anuncios de autos eléctricos: había demasiados, y la mayoría parecía esforzarse en exceso, con la destacada excepción del anuncio de BMW que tuvo a Arnold Schwarzenegger y Salma Hayek como Zeus y Hera, que al menos tenían un vínculo eléctrico orgánico.

Dwayne Johnson: aunque fue agradable ver lo que parecía ser su audición para reemplazar al locutor de ring Michael Buffer presentando el juego, se sintió A) como si finalmente estuviera tomando consejos de actuación de Vin Diesel y B) como si la estrella estuviera un poco sobreexpuesta. .

Coinbase: ok, hazte a la idea de mostrar el código QR. Pero eso duró tanto tiempo que fue simplemente irritante.

Carvana: una mujer fastidiosa que no puede dejar de hablar de Carvana no es un buen punto de venta para nada. Y mucho menos para Carvana.

Rocket Mortgage: ¿reclutar a Barbie y He-Man para ayudar a vender casas (de ensueño)? Lindo, pero no.

Disney+: ese anuncio de marca con Awkwafina habría sido mucho más efectivo si solo hubiera sido una publicidad que mostrara parte de ese contenido. A quienquiera que se le ocurrió esa idea era el tipo equivocado.

Irish Spring: ¿con qué frecuencia un anuncio de jabón asusta a la gente? Porque este lo hizo.

Pringles: ¿desde cuándo tener la lata atorada en la muñeca es una estrategia de venta?

“Austin Powers” para General Motors, “Community” para Planters, “Scrubs” para T-Mobile: en lugar de reunirse para promocionar autos, maní y acceso a internet, ¿por qué hicieron una reunión de Zoom como todos los demás?