¨Cada año que me integro al equipo me siento más a gusto y llego con hambre de novato para ganarme un lugar entre los titulares y mostrarle lo mejor que tengo a la afición¨, dijo Gilberto Mejía, el primer extranjero en reportar con el Club de Beisbol Delfines del Carmen en el entrenamiento matutino del lunes, en el que se mostró sonriente y estuvo muy activo en el terreno del Estadio Resurgimiento.

¨Ya para mí esta es mi segunda casa, tengo cuatro años aquí y cada vez que regreso me siento más a gusto con los compañeros y con la afición¨, agregó el utility de 33 años, nacido en Bani, República Dominicana, quien el año pasado brilló con el tolete, promediando .315 de average y logrando el liderato de tripletes en la liga, con nueve.

Recalcó que desde antes de llegar a la Isla se enteró que hay caras nuevas en la escuadra, por lo que quiso llegar lo antes posible para conocer a los compañeros e interactuar, ya que para conformar un equipo ganador se debe conformar una familia, jugar en conjunto y tener un buen ambiente de trabajo.

¨Todos mis respetos para el cuerpo técnico que es nuevo en el equipo, pero los conozco a todos y estoy a disposición para aportar en la posición que ellos me pongan¨, dijo Gil Mejía, quien agregó que físicamente viene bien preparado; ¨Trabajé en mi país y he estado entrenando, vengo físicamente casi al cien por ciento, pero seguiré preparándome para estar a la altura de lo que requiere la escuadra¨.

El dominicano aprovechó para enviar un saludo a la afición: ¨Ya estamos aquí, enfrentando un nuevo reto este año, así que daremos nuestro mayor esfuerzo en el terreno; le envío un saludo a los aficionados y los invito a que vengan desde la pretemporada a apoyar al equipo y conocer las caras nuevas que van a defender los colores de su camiseta¨.

Finalmente, el siempre sonriente Mejía concluyó la entrevista citando la célebre frase del presidente de los Delfines, Virgilio Ruiz Isassi, ¨Ánimo Cuadro¨.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*