Columna

¿Qué hay detrás de los “desaires” entre Peña Nieto y Angélica?

La publicación de tres videos que se han viralizado en internet, donde se observa un supuesto distanciamiento entre la pareja presidencial.

La socióloga, historiadora y autora del libro “La suerte de la consorte”, Sara Sefcovich, hizo un análisis de lo ocurrido durante la visita de los reyes de España y la visita a Francia del mandatario y la primera dama.

“El supuesto rechazo del presidente a la señora Angélica no tiene el menor fundamento. Están en situaciones difíciles, momentos de tensión, donde se deben cumplir protocolos y, al mismo tiempo, se pretende que haya cierta cordialidad e informalidad con los personajes de fuera, como los reyes de España y el presidente de Francia, de modo que pueden suceder cosas que no son intencionadas y mucho menos, mal intencionadas”, explicó Sara.

Luego agregó que, “Tanto en Zacatecas como en París, la señora va atrás de él y el presidente ni cuenta se da de que ella lo quiere tomar del brazo. Pero en cambio él está muy pendiente de llamarla hacia adelante cuando se percata de que se quedó atrás”, reiteró.

Contrario a Sefcovich, el experto en lenguaje corporal, Leopoldo Uprimny, analizó los videos en los que se ve la interacción entre la pareja.

Durante la visita de los reyes de España a México, dijo, “vemos cómo Angélica Rivera toca al presidente y él, con su mirada, tiene una reacción de huida”.

Según este análisis, fueron tres los desplantes evidentes de Peña Nieto a su esposa.

Pero el experto indica que, al final, la otrora actriz muestra una actitud de rechazo y dos emociones negativas.

“Es una emoción combinada, de rabia y de desprecio”, aseguró.

En otro video, captado durante un desfile militar en Francia, se aprecian, según el experto, notorias expresiones de desagrado de Peña Nieto con Rivera.

Agrega que la forma cómo ellos caminan tiene gran importancia, porque en un momento del video, muestra cómo el presidente mexicano cambia el paso abruptamente. Otra señal de incomodidad del mandatario sería evidente cuando su esposa toca su saco.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

To Top