Después del atentado que el empresario camaronero Laureano C.F. sufrió anteayer, la Fiscalía General del Estado guardó hermetismo en torno al caso, del que no hay hasta el momento sospechosos.

Mientras tanto la clínica donde se encuentra ingresado el agredido está resguardada por agentes de la Policía Estatal Preventiva y agentes ministeriales las 24 horas del día.

Salud estable

El empresario se recupera de dos cirugías que se le practicaron; una que le realizaron momentos después del atentado y otra por la tarde del día del ataque. Fuentes no oficiales indicaron que su estado de salud es estable.

En el transcurso del miércoles pasado surgieron dos versiones que aún no se confirman ni desmienten.

Una de ellas es que en cualquier momento podría ser trasladado al Hospital General de Especialidades “Dr Javier Buenfil Osorio”, y la otra es que sería trasladado a la capital del país para su atención en un hospital privado en esa ciudad.

Durante la madrugada y tarde de ayer, efectivos del Ejército Mexicano instalaron puestos de revisión en las avenidas Heroé de Nacozari y Escénica, sobre el desvío a la carretera Federal.

No se sabe si estas revisiones fueron en torno al caso, lo que sí es un hecho es que el silencio de las autoridades está generando confusión entre los ciudadanos al no haber una versión oficial de los hechos. Hasta el cierre de esta edición el empresario permanecía internado en la Clínica Campeche.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*