La rápida expansión de la variante Delta del coronavirus causante del Covid-19, ya detectada en 98 países, está ocasionando que la pandemia se encuentre en un momento “muy peligroso”, advirtió ayer el director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Aunque en zonas como Europa la alerta se ha relajado por el descenso de casos, “en países con bajas tasas de vacunación sigue habiendo terribles escenas de hospitales saturados”, señaló Tedros en rueda de prensa, tras afirmar que la variante Delta, que primero se detectó en India, “rápidamente se está haciendo dominante”.

El experto etíope aseguró que en las actuales circunstancias “ningún país está completamente a salvo”, dado que la variante Delta, más contagiosa que las anteriormente detectadas, puede seguir mutando, por lo que “se requiere una constante evaluación y un cuidadoso ajuste de las medidas de sanidad pública”. En estos momentos las medidas sanitarias y sociales de prevención, como el uso de cubrebocas, el distanciamiento físico o el rastreo de casos sospechosos, son muy importantes, aseguró.

También instó a acelerar la inmunización. “He exhortado a gobernantes en todo el mundo que garanticen que para esta época del año próximo se haya vacunado 70% de la gente en cada país”, con lo cual acabaría la fase aguda de la pandemia, aseguró.

Dijo que se han distribuido 3 mil millones de dosis y “unos pocos países tienen el poder colectivo de dar un paso al frente y asegurar que se comparten las vacunas”. Menos de 2% de las vacunas distribuidas globalmente han llegado a los países más pobres.

Países ricos como Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Canadá han prometido donar mil millones de vacunas, pero la OMS calcula que se necesitan 11 mil millones de dosis para inmunizar a la población mundial.

Adhanom Ghebreyesus también pidió a las farmacéuticas que han desarrollado vacunas anti-Covid con la nueva tecnología de ARN mensajero o ARNm, Moderna y el consorcio Pfizer-BioNTech, que compartan este conocimiento.

La doctora Soumya Swaminathan, científica jefe de la OMS, declaró que ante variantes como Delta, “las dos dosis de la vacuna son las que otorgan la protección más completa, así que queremos que la gente reciba la segunda dosis en el tiempo recomendado”. Dijo: “De momento confiamos en que las vacunas están funcionando, pero hay que seguir recopilando información de calidad”.

Mientras, se informó que la vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac, es menos efectiva ante la variante andina o Lambda, una de las predominantes en varios países de Latinoamérica, y ante la Gamma y la Alpha.

Un estudio de la Universidad de Chile apuntó que la variante Lambda —nombre que otorgó la OMS a la andina o C.37—, es la que más reduce la capacidad neutralizante de los anticuerpos generados por Coronavac, disminuyendo su efectividad 3.05 veces.