Nacionales

CFE invertirá hasta 315 millones de dólares como socio en 2 de los gasoductos renegociados que no arrancan

De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), tres de los siete gasoductos que fueron renegociados con los constructores privados al inicio de esta administración siguen sin operar, por lo que la estatal y la Secretaría de Energía fungirán como intermediarios en el acuerdo con las comunidades donde se ubicará uno de ellos, mientras que en los otros dos será necesaria una inversión de hasta 315 millones de dólares por parte de la eléctrica del Estado, que se hará cargo de un tramo de la construcción. Así lo explicó Miguel Reyes Hernández, director de CFE Internacional y CFEnergía, las subsidiarias comercializadoras de gas de la empresa.

Los gasoductos que ya cuentan con operaciones son el gasoducto marino de Tuxpan operado por Sempra y TC Energía, los dos de Fermaca de Aguascalientes Villa de Reyes y el tramo que llega hasta Guadalajara, y el Samalayuca Sásabe de Carso Energía.

En tanto, el sistema Guaymas El Oro y su problemática con la comunidad yaqui de Loma de Bácum de Sempra tendrá un cambio en el trazo para respetar las zonas consideradas sagradas o de alta importancia ecológica para esta población.

El nuevo tramo lo construirá la CFE y será de su propiedad, lo que aún no ha iniciado porque hay juicios de amparo de por medio, pero tendrá una extensión de entre 70 y 90 kilómetros

Y también en Tuxpan Tula de TC Energía se cambiara el trazo para no afectar a comunidades de Hidalgo y Puebla que se niegan a su construcción, por lo que el nuevo tramo de entre 90 y 120 kilómetros también será construido y propiedad de la CFE.

No queremos que ocurra lo que pasó en administraciones anteriores, que se violenten los derechos de las comunidades o tengan imposiciones”, dijo el funcionario.

Y según sus cálculos, cada kilómetro de gasoducto, dependiendo de las condiciones del terreno, cuesta entre 1 y 1.5 millones de dólares, por lo que entre ambos tramos la CFE podría construir hasta 210 kilómetros y erogar hasta 315 millones de dólares.

Para realizar estas actividades y que los siete gasoductos arranquen antes de que concluya la presente administración, se están evaluando posibles alianzas con las empresas participantes, además de que también se negocian otros proyectos con privados en el Istmo de Tehuantepec hacia la refinería de Salina Cruz, en San Luis Río Colorado, Mexicalli y la península de Yucatán, para llevar el gas hasta las dos centrales de ciclo combinado que la CFE pretende adjudicar, aunque se haya aplazado el concurso.

Del gas de estos sistemas, se busca que 66% sea para consumo de la CFE y el resto para uso de la industria privada, dijo Reyes Hernández en conferencia de prensa.

The Latest

To Top