A partir del lunes 6 de diciembre, será obligatorio que viajeros, sin importar origen o destino, que quieran ingresar a Estados Unidos presenten un test negativo de Covid-19 24 horas antes de su vuelo.

Esto, con el fin de detener una posible propagación de la nueva variante Ómicron, informó la administración de Joe Biden, presidente del país.

Esta es una de las medidas dentro del plan de invierno del mandatario que se anunció este jueves, que incluye impulso a las dosis de refuerzo, ampliar el número de inoculaciones entre niños y aumentar el acceso a pruebas gratuitas en el hogar, entre otras.