El gobernador de California, Gavin Newsom, ha declarado estado de emergencia en todo el territorio a causa de la treintena de incendios que permanecen todavía activos en varios puntos del estado, que se enfrenta también a una ola de calor extrema que ya ha registrado temperatura por encima de los 50 grados centígrados.

Más de 30 incendios continúan ardiendo por todo California, incluidos una docena registrados en los últimos dos días. El más grande de ellos, situado en el norte del estado, ya ha arrasado 17.800 hectáreas.