Los creadores de la vacuna rusa Sputnik V reivindicaron este jueves una “fuerte protección” contra la variante Ómicron del COVID-19, sumándose a declaraciones similares del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

El Fondo Soberano de Rusia afirmó que la vacuna Sputnik V tiene “un efecto neutralizador de la actividad viral dos veces superior” al de su competidora Pfizer, citando un estudio del laboratorio italiano Spallanzani en asociación con investigadores del Centro Gamaleya, inventor de Sputnik V.

La vacuna rusa Sputnik V no ha sido aún homologada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un proceso que lleva bloqueado varios meses a raíz de desencuentros con Moscú en cuanto a las informaciones a aportar.

Vladimir Putin dijo recientemente que la Sputnik V era “más eficaz que las otras utilizadas en el mundo” contra la variante Ómicron, muy contagiosa.

En América Latina, Argentina fue a fines de 2020 el primer país en homologar la Sputnik V, una vacuna ya aprobada por 69 naciones que también se aplica en México, Guatemala, Venezuela y Bolivia, entre otros Estados de la región.

Las declaraciones de los creadores de Sputnik V tiene lugar en momentos en que la ciudad de Moscú registro este jueves un récord de nuevos casos de coronavirus COVID-19 en las últimas 24 horas, con 11 mil 557 contagios.

Rusia, el país de Europa con más muertos de COVID-19, registró 324 mil 60 fallecidos por la enfermedad desde el inicio de la pandemia, según cifras de las autoridades, pero un recuento de la agencia nacional de estadísticas Rosstat daba cuenta de más de 600 mil decesos por la pandemia a finales de noviembre.

El gobierno de Rusia tiene problemas para convencer a los ciudadanos de vacunarse, a pesar de tener a su disposición la Sputnik V, pues menos de la mitad de la población está totalmente vacunada al día de hoy.