El 24 de febrero, el gobierno ruso lanzó una ofensiva militar contra Ucrania que ha repercutido directamente en el sector energético. Los precios del petróleo superaron la barrera de los 100 dólares, asimismo, el gas LP incrementó su precio. Además, compañías energéticas trasnacionales han comenzado a abandonar sus operaciones en Rusia.

bp, la primera empresa energética en anunciar su salida del mercado ruso

El 27 de febrero, bp, la compañía energética originada en el Reino Unido, anunció que abandonaría sus operaciones en Rusia, tras la intervención militar en Ucrania. bp dejó su participación accionaria del 19, 75 por ciento en Rosneft, petrolera de origen ruso. Desde el 2013 la empresa británica ha trabajado junto a Rosneft.

Además, el director ejecutivo de bp, Bernard Looney, renunció a la junta directiva de Rosneft con efecto inmediato. Asimismo, Bob Dudley, exdirector ejecutivo del grupo bp, también renunció a su participación en la junta de la petrolera rusa. Bernard Looney participó en Rosneft desde el 2020 y Bob Dudley desde el 2013. bp espera que las renuncias y el cese de participación en Rusia no contravengan sus resultados financieros del primer trimestre del 2022, los cuales serán presentados en mayo.

La empresa británica ha mantenido su postura en favor de la paz y condenó los ataques de Rusia contra Ucrania. De acuerdo con el presidente de bp, Helge Lund, las consecuencias de la escalada rusa son trágicas para la región y orillaron a bp a replantarse sus operaciones energéticas en Rusia.

«El ataque de Rusia contra Ucrania es un acto de agresión que está teniendo consecuencias trágicas en toda la región. bp ha operado en Rusia durante más de 30 años, trabajando con brillantes colegas rusos. Sin embargo, esta acción militar representa un cambio fundamental para el mundo y para bp”, dijo.

Helge Lund señaló que, tras la operación militar que inició el 24 de febrero, la junta directiva de bp analizó la cooperación que ha realizado con Rosneft, una empresa estatal, y concluyó que la decisión adecuada sería abandonar la junta directiva y la participación accionaria en la empresa rusa.

“La junta directiva de bp ha concluido, después de un proceso exhaustivo, que nuestra participación con Rosneft, una empresa estatal rusa, simplemente no puede continuar. Ya no podemos apoyar a los representantes de BP que desempeñan un papel en la junta directiva de Rosneft. El holding de Rosneft ya no está alineado con el negocio y la estrategia de bp y ahora es decisión de la junta abandonar la participación accionaria de bp en Rosneft. La junta de bp cree que estas decisiones son en el mejor interés a largo plazo de todos nuestros accionistas», explicó en un comunicado.

En tanto, el director ejecutivo de bp, Bernard Looney, agregó: «Como muchos, me he sentido profundamente conmocionado y entristecido por la situación que se desarrolla en Ucrania y mi corazón está con todos los afectados. Nos ha hecho repensar fundamentalmente la posición de bp con Rosneft. Estoy convencido de que las decisiones que hemos tomado como junta no solo son lo correcto, sino que también redundan en interés de bp a largo plazo. Nuestra prioridad inmediata es cuidar a nuestra gran gente en la región y haremos todo lo posible para apoyarlos. También estamos analizando cómo BP puede apoyar el esfuerzo humanitario más amplio».

Como resultado de las renuncias de los directores en Rosneft, bp ha determinado que ya no cumple con los criterios establecidos en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) para tener una «influencia significativa» sobre Rosneft. Por lo tanto, bp ya no tendrá en cuenta su participación en la petrolera rusa, tratándola ahora como un activo financiero medido a valor razonable.

Esto resultará en dos cambios materiales en los informes financieros y las finanzas de bp en los resultados del primer trimestre de 2022. El cambio en el tratamiento contable también significa que bp ya no reconocerá una participación en los ingresos netos, la producción y las reservas de Rosneft.1. bp ya no reportará Rosneft como un segmento separado de los resultados del primer trimestre de 2022.

Equinor saldrá de sus empresas conjuntas en Rusia

La Junta Directiva de Equinor decidió detener sus inversiones en Rusia y comenzó un proceso para salir de las empresas conjuntas que tiene en la región. Asimismo, la empresa comunicó que mantendrá el compromiso de contribuir con fondos al esfuerzo humanitario en la región.

«Todos estamos profundamente preocupados por la invasión de Ucrania, que representa un terrible revés para el mundo, y estamos pensando en todos aquellos que están sufriendo a causa de la acción militar», dijo Anders Opedal, presidente y CEO de Equinor.

Equinor ha estado en Rusia durante más de 30 años y firmó un acuerdo de cooperación con Rosneft en 2012. Sin embargo, ha operado en cumplimiento de las sanciones de Noruega, la Unión Europea y los Estados Unidos, países con los que la empresa tiene buenas relaciones, por lo tanto, acatará cualquier sanción que sea relevante para sus operaciones.

«En la situación actual, consideramos que nuestra posición es insostenible. Ahora detendremos las nuevas inversiones en nuestro negocio ruso, y comenzaremos el proceso de salida de nuestras empresas conjuntas de una manera que sea consistente con nuestros valores. Nuestra principal prioridad en esta difícil situación es la seguridad de nuestra gente”.

A finales de 2021, Equinor tenía mil 200 millones de dólares en activos no corrientes en Rusia. En un comunicado, la empresa espera que el abandono de sus empresas conjuntas en Rusia no afecte el valor contable de los activos rusos de Equinor, ni conduzca a deterioros.

«Tenemos empleados de Ucrania y Rusia, y estamos orgullosos de cómo nuestra gente de diferentes orígenes y nacionalidades colabora, con respeto mutuo, como un equipo en Equinor», concluyó Opedal.

Shell anuncia su intención de abandonar sus operaciones con Gazprom

El 28 de febrero, el Consejo de Administración de Shell plc decidió abandonar sus empresas conjuntas con Gazprom, incluida su participación del 27,5 por ciento en la instalación de gas natural licuado Sakhalin-II, su participación del 50 por ciento en Salym Petroleum Development y la empresa de energía Gydan. Shell también tiene la intención de poner fin a su participación en el proyecto del gasoducto Nord Stream 2.

Shell tiene una participación del 27,5 por ciento en Sakhalin-2, la empresa conjunta con Gazprom, un proyecto integrado de petróleo y gas ubicado en la isla de Sakhalin. Otras participaciones de propiedad son Gazprom 50%, Mitsui 12.5%, Mitsubishi 10%.

Además, tiene una participación del 50 por ciento en Salym Petroleum Development N.V., una empresa conjunta con Gazprom Neft que está desarrollando los campos de Salym en el Distrito Autónomo de Khanty Mansiysk en Siberia occidental. Asimismo, es una de las cinco compañías energéticas que se han comprometido a proporcionar financiación y garantías de hasta el 10% del coste total estimado de 9.500 millones de euros del proyecto.

Finalmente, Shell tiene una empresa conjunta con Gazprom Neft (donde participa en el 50%) para explorar y desarrollar bloques en la península de Gydan, en el noroeste de Siberia. El proyecto se encuentra en fase de exploración, sin producción.

«Estamos conmocionados por la pérdida de vidas en Ucrania, que deploramos, como resultado de un acto sin sentido de agresión militar que amenaza la seguridad europea», dijo el director ejecutivo de Shell, Ben van Beurden.

El personal de Shell en Ucrania y otros países ha estado trabajando para gestionar la respuesta de la compañía a la crisis a nivel local. Shell también trabajará con socios de ayuda y agencias humanitarias para ayudar en el esfuerzo de socorro, anunció la empresa en un comunicado.

«Nuestra decisión de salir es una que tomamos con convicción. No podemos, y no lo haremos, quedarnos de brazos cruzados. Nuestro enfoque inmediato es la seguridad de nuestra gente en Ucrania y apoyar a nuestra gente en Rusia. En discusión con los gobiernos de todo el mundo, también trabajaremos a través de las implicaciones comerciales detalladas, incluida la importancia de un suministro seguro de energía a Europa y otros mercados, en cumplimiento de las sanciones pertinentes», dijo van Beurden.

A finales de 2021, Shell tenía alrededor de 3 mil millones de dólares en activos no corrientes en estas empresas en Rusia. Esperamos que la decisión de iniciar el proceso de salida de las empresas conjuntas con Gazprom y entidades relacionadas afecte al valor contable de los activos de Shell en Rusia y conduzca a deterioros.