Como dice Lizzo, los rumores eran ciertos: Kim Kardashian y Pete Davidson, la pareja de moda en Estados Unidos, están saliendo. Así lo asegura Page Six, que publica que tras varias citas la empresaria y el cómico se han dado una oportunidad sentimental, sin dar importancia a las críticas, la distancia, las habladurías o incluso las declaraciones de Kanye West.

No les ha frenado la distancia, ya que el actor reside en Nueva York (es originario de Staten Island, una isla cercana a Manhattan) y trabaja en la Gran Manzana, mientras que la socialité habita en el célebre barrio de Calabasas, en Los Ángeles, donde sus hijos van al colegio.

Las primeras imágenes de la pareja son de finales de octubre, cuando fueron fotografiados junto a Kourtney Kardashian y Travis Scott en un parque de atracciones. Para entonces habían coincidido en Saturday Night Live, el programa de humor en el que participa Pete y al que fue invitada Kim, pero no se descarta que pudieran conocerse de antes, ya que el cómico es amigo de Machine Gun Kelly (y ha estado rodando una película con él) y el músico tiene una gran amistad con el novio de la hermana mayor del clan. La pareja celebró el cumpleaños del humorista en Los Ángeles, demostrando que su relación está más que consolidada, puesto que la fiesta tuvo lugar en casa de Kris Jenner, la madre de la empresaria. Además, se pusieron los pijamas que acaba de sacar la marca que ha creado la influencer, un conjunto de pantalones y camisa de cuadros del que ella llevaba el pantalón y él la camisa.

Según publicaba People hace solo unos días, Kim y Pete “están conociéndose mejor y se llevan muy bien”, y mantienen el contacto incluso cuando están separados. Además, según asegura la publicación a la madre de North, Saint, Psalm y Chicago le encanta la chispa que tiene el artista, “es muy gracioso y entretenido y hace feliz a Kim”, a quien llena de cumplidos y halagos, algo que le encanta a la empresaria.

Kim Kardashian presentó una demanda de divorcio de Kanye West el pasado mes de febrero, y el rapero aseguraba hace solo unas semanas que aún están casados y quiere recuperarla. Sin embargo, la gran amiga de Paris Hilton (que estuvo con la DJ en su boda de Bel Air este pasado fin de semana) parece tener claro que su matrimonio no tiene futuro y está dispuesta a seguir adelante con la separación, habiendo ganado judicialmente para quedarse con la enorme casa que ambos compartían en Los Ángeles. A su vez, Pete rompió su relación con Phoebe Dyvenor, la protagonista de Los Bridgerton, un romance que también funcionaba a distancia, puesto que la actriz vive entre Los Ángeles y Reino Unido, además de estar grabando la segunda temporada de la ficción de Netflix.