Columna

“EL TERRRITORIO FEDERAL LAGUNA DE TERMINOS”

“EL TERRRITORIO FEDERAL LAGUNA DE TERMINOS”

El pueblo de Cd del Carmen, por medio de sus Regidores municipales, diputados locales, Diputado federal, Senador de la Republica y autoridades municipales legalmente instalados e investidos con poderes especiales para tratar el asunto de su separación del estado de Campeche, poniendo al ser supremo por testigo de la rectitud de sus intenciones, después de un detenido y circunstanciado examen, en que se ha considerado:

Que la situación política del país, su posición geográfica, su industria y producciones, el estado de su erario, la civilización de sus habitantes, su identidad cultural propia y todos los demás elementos indispensables con que cuenta para poderse conservar y sostenerse por sí sola y separado del estado de Campeche, lo llaman a figurar en la lista de un territorio federal.

Que la declaración de su separación del estado de Campeche, para el progreso de sus actividades productivas, entre ellos el comercio, la industria petrolera que es la fuente de la riqueza nacional, la pesca y la agricultura, que no influye menos en el aumento de ésta, es el resultado de una averiguación previa e indispensable, practicada con la calma y prudencia necesarias y con el objeto de prever de un modo seguro el resultado que debe producir el desarrollo de los medios físicos y morales que en sí tiene la isla.

Que es inconcluso que cuando un pueblo tiene los recursos necesarios para sostenerse con dignidad, elevándose al rango de territorio federal, al poner los medios para constituirse en la misma línea que otras poblaciones de nuestro país, ejerce un acto de justicia conforme a la ley natural, que prescribe que los territorios federales sean independientes unas de otras, que gocen todas una perfecta igualdad de derechos y que no reconozcan autoridad, jefe o superior que no sea el mismo pueblo.

Que el voto público se ha manifestado ostensiblemente de un modo inequívoco, en favor de los principios de separación del estado de Campeche, deseándose gozar de la ventaja que ello proporciona, en cuyo caso nada hay más justo, conveniente y acertado para obsequiar la voluntad general que examinar, como se ha hecho.

Que la naturaleza misma coopera eficazmente a la consecución del objetivo que se han propuesto los Carmelitas, pues nuestra situación geográfica nos favorece, porque el mar divide nuestro territorio de todos los puntos que hoy se hallan sujetos al gobierno de México, porque esta isla tiene tanta extensión, que puede mantener más de la población que sostiene, porque sus límites se hallan fijados naturalmente y porque la posesión constante y no interrumpida de territorio en que hemos estado más de trescientos años, nos pone al abrigo de toda controversia respecto del prefijamiento de términos en los tratados, convenciones o reglamentos que para este fin celebremos con la federación.

Que la fuerza de un territorio federal consiste en el número de sus habitantes, sus actividades productivas, su auto sustento y la Isla del Carmen cuenta en la actualidad con todos los requisitos de su producción industrial, agrícola, pesquera y ganadera, que contribuirán, como hasta ahora, con el pago puntual de los impuestos, sus aportaciones federales, con los pagos de sus servicios personales, respetabilidad y decoro de su patria, pudiendo asegurarse, sin temor de errar, que todos los carmelitas, moralmente hablando, se hallan en este sentido, pues que lo han manifestado, sosteniéndose, como se han sostenido, sin necesidad de auxilios ajenos, sin los apoyos necesarios por parte del estado de Campeche, estamos dispuestos a repeler cualquier intento que intente arrebatarnos nuestra soberanía y libertad del estado de Campeche; quedando plenamente integrados a la federación

Que este resultado es tanto más seguro e indudable, cuanto que, extendidas nuestras relaciones con otros estados, nuestro puerto continuara abierto a todos los mexicanos y extranjeros, dándoles garantías positivas, aumentando éstos nuestro intercambio comercial e industrial, que es la base de la prosperidad pública, acrecentando nuestro tráfico mercantil, que es el fundamento más seguro de las simpatías que han de ligarnos con los estados vecinos, y dando mayor impulso a nuestra agricultura y nuestra industria petrolera que es la fuente de la riqueza nacional, porque proporciona trabajo a los habitantes, sostiene al comercio, a la agricultura y a la industria.

Que con la erección del territorio federal del Carmen, no se aumentarán sus gastos en términos que el erario público no pueda soportar; pues a excepción del interés correspondiente a las aportaciones federales, nuestro territorio aportara los beneficios que se vienen haciendo a la fecha, porque si los pueblos están bien administrados el rango en que debe entrar nuestro territorio federal, no es motivo para crear nuevas dependencias burocraticas, pues bastará con los que existen, y ampliarles, restringirles o modificarles las facultades que tienen.

Que la extensión que sucesivamente tomará nuestro comercio, debe influir de un modo indudable en la conducta que observen con nosotros los demás estados de México.

Que por tanto interesa asegurar y mantener con los estados una paz duradera y una perfecta armonía, pues continuaremos regidos por la constitución política de los estados unidos mexicanos y todas sus leyes y reglamentos que de ella emanen.

Que conforme a las razones y fundamentos que quedan expresados, es de absoluta necesidad establecer relaciones de amistad. de unión y de alianza, principalmente con los estados vecinos sin excluir al mismo gobierno de México, de quien hemos sido parte integrante como un municipio.

Que son innumerables las vejaciones y miserias de todo género que se han acumulado sobre nuestro municipio por el gobierno del estado de campeche ya imponiéndonos nuevas y exorbitantes contribuciones de nuestros recursos, ya arruinando nuestra industria y comercio con malos cálculos administrativos y limitados apoyos para nuestro desarrollo .

Ha venido en decretar y sancionar los artículos siguientes:

Artículo 1o. El pueblo de Cd. Del Carmen, en el pleno uso de su soberanía, se erige en territorio federal.

Fuente: http://carmenlibre.mex.tl/

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

To Top