Columna

Ayotzinapa y Bolonchén, ¡Crimenes de Estado!

Guardando todas las proporciones que existen entre las dos desgracias, hay una gran coincidencia entre ambas que tenemos que resaltar para que no vuelva a ocurrir un Ayotzinapa en este país, ó un Bolonchén de Rejón en Campeche: Ambas tragedias fueron crímenes de estado.

Las bases para afirmarlo están a la vista. Alcaldes y policías municipales operando directamente los asesinatos cobardes. El caso de Igual es escalofriante porque la famosa pareja imperial de apellido Abarca mandó a ejecutar de manera despiadada a los 43 normalistas con el apoyo de la policía municipal y el crimen organizado. En Bolonchén, el triste asesinato del joven Dennis Abraham, quien fue triturado a golpes por la policía estatal, es otra muestra contundente donde también aplica la lógica de asesinato de estado. No era noticia nueva, los famosos “Pepos” tienen la fama, y bien ganada, de aterrorizar a la población y no solo en Hopelchén. Extorsionan, levantan gente inocente, piden moches impunemente y son cómplices de delincuentes. Esta vez, se volaron la barda. Los mismos policías se convirtieron en asesinos con la complicidad de sus jefes.

Este tipo de asesinatos tan llenos de barbarie y de odio no se pueden permitir en un estado considerado pacífico, al menos comparado con otros estados del país, cuya riqueza petrolera y turística hacen inadmisibles estas actitudes. La remoción del presidente de la Junta Municipal de Bolonchén de Rejón y del alcalde del municipio de Hopelchén, era lo mínimo que hubiéramos esperado como justicia, pero no, los diputados del PRI cerraron filas y prefirieron la impunidad sobre la justicia. Así operan en el PRI Gobierno de nuestro estado.

El próximo sexenio servirá para que los que aspiren a la silla grande muestren un plan más efectivo para combatir la inseguridad y que los campechanos realmente aspiren a mejores condiciones de vida. Los derechos humanos de los campechanos deben ser respetados, por los Pepos y la clase política por igual. Los empresarios, nacionales y extranjeros, están al acecho de grandes inversiones en materia energetica y turística, pero estas inversiones que servirían para crear empleos y construir moderna infraestructura, no llegarán si seguimos como estamos. Urge un cambio de fondo en el planteamiento del sistema judicial y policiaco del estado. Los ministerios públicos no están sirviendo su propósito, los magistrados no son independientes al ejecutivo, como tampoco lo son los diputados del PRI. Son un solo aparato monolítico que tiene al estado aletargado, dormido, desesperanzado…. Hasta cuando?

El país ha despertado ante tanta injusticia y hoy por Enrique Peña Nieto debe asumir su responsabilidad ante las atrocidades cometidas en Guerrero. Los estudiantes, la clase trabajadora y los mismos empresarios ya reclaman con audacia y valor, mayor eficacia al gobierno para que reine el estado de derecho, que ha sido inexistente este sexenio. México está despertando, y la pregunta de los sesenta y cuatro mil es, Campeche cuando?

Dip. Jorge Alberto Nordhausen Carrizales
Presidente de la Comisión de Enlace en Materia de Fiscalización del H. Congreso del Estado

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha loading...

*

To Top