Paseíllo

¿Y si Meade hubiera ido por el PAN?

Aurelio Nuño sería el candidato del PRI
La relación entre Ricardo Anaya y Margarita Zavala no estaría rota ni el PAN dividido.

La izquierda NO morenista estaba ya lo suficientemente fragmentada para quitar desde varias trincheras votos a Andrés Manuel.
El PRI ocuparía el 3 lugar en las preferencias electorales con “El Panista Meade” desde el PAN alcanzando a Morena y Nuño rezagado.

El pragmatismo interno, lógico e indispensable (antes visto cuando los militantes dan por hecho que el candidato no va a ganar) dentro
del PRI, dispararía las preferencias hacia “El Panista Meade”, gracias a su excelente relación, experiencia y servicio con ambos partidos,
presentándose frente al mundo con su muy presumible currículum como pretendiente a convertirse en el próximo líder de México;
esto con necesidad de la “hipotética” e indispensable colaboración de Ricardo Anaya y Margarita Zavala en la coordinación de su
campaña.

Nuño se desploma, esos votos van para “El Panista Meade” y con el PRI fuera de la contienda, todos los de atrás, como en Mario Kart
(Si no entendiste esta referencia no entiendes a la nueva gran mayoría de los votantes), a bajar a Andrés Manuel.

Los candidatos independientes, los abstencionistas y la bien ganada masa de votantes que simple y sencillamente no votarán por el PRI,
diezmarían los votos de esa población indecisa a la que no le quedaría más que votar por Andrés Manuel, en dirección de “El Panista
Meade”.

¡El que escuchó las palabras mayores!

Pero irónicamente, era con la camisa del PAN, el plan habría sido perfecto para todos, partidos, ciudadanos y empresarios, pero solo lo
se hubiera podido hacer realidad, con un verdadero líder, estadista y genio, al que seguimos esperando.

Pero en el México que nos gobierna, aun prefieren el pan y circo que la sutil estrategia.

Y esta historia, como esa de que Carmen se convertiría en el Dubai de América, o como que el petróleo siempre ha sido de los
mexicanos, o como que la gasolina bajaría, acabaríamos con las muertes producidas por el narcotráfico, y se construiría una Honorable
fiscalía anticorrupción, son simples mentiras utópicas.

Aún nos falta otro Colosio, otro Charras, el problema es que líderes como ellos, de los de a de veras, en este corrupto y eterno sistema,
namás no llegan.

Pero cuando uno llegue… las cosas, para bien y para siempre, mejorarán.
Tendremos que esperar, lo que estemos dispuestos tolerar.
Pero el cambio en el que en el 2000 todos creímos, llegará.
Guillermo Avelino Padilla Jaber
Ciudad del Carmen Campeche

To Top